domingo, 3 de octubre de 2010

¡BONANZA AGRÍCOLA SIN GORGOJOS POLÍTICOS!

Holstein

Por Roberto F. Bertossi [1]

El día lunes 27 de septiembre ppdo., en la Jornada Preparatoria del Lanzamiento de la Carrera de Especialización y Profundización en Derecho Agrario `2011/2013´, organizada por la Secretaria de Postrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral; (FCJS – UNL), fue reconfortante y auspicioso escuchar de boca del Ing. Juan José Bertero -Ministro de la Producción de Santa Fe, corazón de la Región Centro-, pronósticos de una bonanza agraria para los próximos treinta años argentinos y sudamericanos, sin precedentes.

Nada más propicio entonces para impulsar políticas publicas agrarias federales y regionales que podrían secuenciarse en seis programas quinquenales articulados, afines complementarios y apropiados para el mejor desarrollo agrario federal y de las economías regionales argentinas con sus peculiaridades, en miras de dar respuestas alimentarias cuantitativas y cualitativas a la demanda mundial de alimentos, perspectiva en la cual argentina conforma el grupo de ocho países en la región dotados naturalmente y capaces productiva e industrialmente para hacerlo en la medida que cesen injerencias externas inequitativas, injustas e inapropiadas de verdaderos `gorgojos políticos´.

Para no repetir viejos paradigmas que permitieron y derivaron en, Vg., monocultivos abusivos, desarraigo rural, excesivas concentraciones de tierras, dañinas imprudencias ambientales, paralización, perjuicios y postergación de economías locales y regionales –urbanas y rurales-, voracidad fiscal, conflictividad rural y social; para no continuar marchando como a remolque de una realidad práctica, luce imperativo del mejor servicio y de la mayor utilidad, un nuevo paradigma de políticas públicas agrarias que acompañen y entusiasmen.

Esto mismo supone e implica tener presente en su diseño, imprescindibles `ejes agrícolas básicos´ consistentes en: 1) ordenamiento territorial y productivo (Vg., para impedir y condenar la improductividad de suelos fértiles convertidos irresponsablemente en recursos no renovables); 2) precaución, trazabilidad, responsabilidad y sustentabilidad ambiental; 3) inclusión social, generación de empleo y capital humano; 4) productividad, modernización y rentabilidad; 5) Agregar valor e industrialización (inversión interna, trabajo, consumo, riqueza, más contribuciones internas, mas derechos de importaciones, menos derechos de exportaciones, etc.); 6) investigación científica agraria; 7) apertura de mercados sobre la base de la satisfacción del mercado interno.8) una nueva legislación especifica que acompañe, incentive, regule y modere; 9) Arraigo y urbanización rural; 10) Rediseño de la intervención estatal agraria en términos más humanos, republicanos, democráticos y federales.

Argentina tiene la enorme oportunidad y responsabilidad histórica de contribuir substancialmente en la alimentación de una humanidad hambrienta pero, para ello, ya no podrá prescindir de las buenas prácticas agrícolas, de las asimilaciones tecnológicas: (fitosanitarias, genómica bovina lechera, semillas nuevas no transgénicas, `nuevos `satélites´ climáticos y bursátiles, etc. ), de la presencia agrícola y la del Organismo Nacional de administración de Bienes del Estado (Onabe) en el eventual nuevo `servicio cívico voluntario´; del logro gradual, paulatino, productivo y competitivo de los ejes agrícolas propuestos, de una prospectiva con secuencias más ecológicas pero centralmente de una racionalizad y una sensatez que impidan estropicios políticos de semejante bonanza agrícola, consolidando y expandiendo una revigorizada e hipermoderna identidad rural federal como `valiosa moneda inclusiva´, para el bien de todos y el mal de ninguno reconciliando, hermanando, amigando e integrando más estrechamente todo lo urbano con nuestras esplendidas ruralidades y, abandonando definitivamente extravagantes antagonismos y desencuentros.

[1] Experto de la CONEAU

Economía Solidaria Civil, urbana y rural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los mensajes son moderados antes de su publicación. No se publican improperios. Escriba con respeto, aunque disienta, y será publicado y respondido su comentario. Modérese Usted mismo, y su aporte será publicado.