sábado, 11 de mayo de 2013

MÁXIMO K Y LÁZARO BÁEZ ASOCIADOS CON LA EMPRESA CHINA SINOHYDRO, ACUSADA DE CORRUPCIÓN EN ECUADOR



Se ve que la corrupción resulta útil para establecer en el tapete mediático el nombre de los candidatos oficialistas de los que el kirchnerismo pretende disponer. 
Así, mientras unos canales  "opositores" hablarán de corrupción, los canales oficialistas saldrán a desmentirla, a decir que son todos "exitosos" empresarios, y grandes patriotas al sobrefacturar los trabajos que obtienen haciendo valer el corrupto tráfico de influencias. 
Así, no extrañará que Máximo Kirchner termine siendo el nombre que encabece la lista oficialista de legisladores, ya que tiene todas las señales para quedar en el tapete de la corrupción. Una vez que el oficialismo tome las riendas de la Justicia, ya no habrá límites legales ni modo de hacerlos valer por quienes no compartan el régimen.

MÁXIMA CORRUPCIÓN
El multimillonario empresario santacruceño Lázaro Báez denunciado por corrupción y tráfico de influencias, que aún insiste que no es multimillonario, estaría asociado con Máximo Kirchner y una empresa china para construir una represa que empezó cotizada con un precio de 16 mil millones, ahora se licitó por 25 mil y se calcula que llegará a 34 mil millones de Pesos. Según trascendidos, la Presidente y madre del potentado Máximo Kirchner querría que la represa esté definitivamente adjudicada en los próximos meses para asegurar la operación.
Las represas Néstor Kirchner / Jorge Cepernic producirán según los dichos de la propia Presidente 5.246 Gwh/año, el 4,7% de la energía del sistema eléctrico nacional, mientras que Yacyretá produce 16.738 GWh y cubre aproximadamente el 22% de la demanda nacional, pero las represas santacruceñas saldrán, hoy, sin nuevos ajuste, 25 mil millones de pesos produciendo un cuarto de lo que produce Yacyreta… el “monumento a la corrupción” que fue “inflado” de unos 8 mil millones de pesos al cambio oficial (o unos 80 mil millones de pesos al paralelo), trepando hasta los 11.500 millones de dólares.
La empresa china Sinohydro que estaría asociada con Báez y Máximo, tiene denuncias judiciales hechas en Ecuador por corrupción y varias demandas laborales, acusada, entre otros cargos, por presuntos delitos de peculado (corrupción) y uso fraudulento de los recursos que recibe del Gobierno ecuatoriano. Una empresa privada local, subcontratista de Sinohydro, denunció que la constructora china cobra un sustancial sobreprecio al Estado ecuatoriano (representado por la empresa pública Coca-Sinclair) por cada metro de construcción de los campamentos en la hidroeléctrica que está a cargo de la subcontratista Sakoto. El empresario subcontratista denunció que Sinohydro le paga a Sakoto 179 dólares para cada metro construido, mientras la misma contratista china cobra a la estatal Coca-Sinclair 800 dólares, hecho tipificado como delito de peculado y estafa. O sea, una diferencia de 621 dólares por metro construido… un presunto sobreprecio del 300 %.

ANTECEDENTES CORRUPTOS
Aquella información fue corroborada en agosto pasado por el periódico El Comercio de Quito, según el cual, a consecuencia de la denuncia de Sakoto, la Fiscalía General del Ecuador citó a los ministros de Electricidad, Esteban Albornoz; y de Sectores Estratégicos, Jorge Glas, como miembros del Directorio de Coca-Sinclair. “El abogado de Sakoto, Fernando Larrea, afirmó que allí hubo un abuso de fondos del Estado por lo que se cometió peculado”, informó El Comercio. Además están llamados a comparecer ocho ciudadanos chinos, representantes de Sinohydro.
Pero además de la denuncia en la Fiscalía, Sakoto está siguiendo dos procesos en los juzgados XX y XXIV de lo Civil de Pichincha, por 6 millones de dólares en pagos no cumplidos por Sinohydro. La empresa china argumentó que ese incumplimiento de pagos se originó en un reajuste de precios solicitado por Sakoto y que no fue admitido.
Adicionalmente, Sinohydro enfrenta seis procesos en juzgados de trabajo por incumplimientos en haberes e indemnizaciones laborales.
Quien mejor ha seguido esta situación es la página Web santacruceña OPI Santa Cruz, que en su última nota señala que ahora, se reactivó la empresa de Báez, Austral Construcciones SA, con vista a ganar la construcción de las represas Condor Cliff – La Barrancosa, ahora redenominadas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Represa necesaria por cierto pero que sus sucesivos ajustes, dudas, retrocesos y aparentes caballos del comisario, comienza a extender mantos de dudas sobre los “negocios” (incluidas compras de tierras inundables y posteriores expropiaciones) que se sucederían en derredor de este multimillonario emprendimiento.

Lo que cuenta OPI Santa Cruz:
El día 2 de febrero en una de nuestras notas, dimos detalles de cómo se estaban manipulando los pliegos licitatorios de las represas Condor Cliff-La Barrancosa y la gran farsa montada alrededor de la proyectada compulsa de precios para su construcción, cuando en realidad el gobierno sabe de antemano que esa obra está acordada a la empresa china Sinohydro, asociada con Austral Construcciones SA. Aquí aportamos detalles internos de cómo se prepara la empresa de Báez y la participación de Máximo, dentro de la constructora que maneja la obra pública a favor del kirchnerismo.
Desde el año 2012 y ante los sucesivos cambios y aplazamientos de la licitación de las represas Cóndor Cliff-La Barrancosa, venimos señalando que hay un operativo para posicionar definitivamente a un empresario K, en el emprendimiento multimillonario que no deja de aumentar progresivamente su costo, en lo que a estas alturas podríamos llamar “el Yaciretá II”, una obra hidroeléctrica donde el sobreprecio y la corrupción son parte indivisible del mismo proyecto, en una muestra más de la gran impunidad que gozan los sectores del poder involucrados.

El día 2 de febrero, en oportunidad de conocerse el retiro de uno de los oferentes constituidos por la firma coreana Hyundai, la brasileña OAS y las locales CPC, explicamos en nuestra nota “Se retiró un oferente pero siguen firmes los candidatos donde el gobierno tiene intereses”, la forma con la que el gobierno teje la trama de esta gran farsa que es el proceso licitatorio de las represas y que finalmente nuestras fuentes confirmaron, caerán en manos de la china Sinohydro asociada con las locales Iecsa, Austral Construcciones, Chediak y Esuco de Lázaro Báez. De hecho, el viaje que hizo Julio De Vido a China, fue en compañía del Gerente de Austral Construcciones, el Ingeniero Mendoza, oportunidad en la que se cerró prácticamente la operación que luego se formalizaría en la práctica con la apertura de sobres y en algunos días más con la adjudicación de la mega obra a Austral Construcciones de Báez.

Máximo socio

Austral Construcciones SA viene soportando la retracción de la obra pública, lo que ha generado en el último año y medio la suspensión de obradores, despido de personal y reducción de gastos, tanto en logística como en mano de obra. Todo este panorama se profundizó a mediados del 2012 y de acuerdo a información obtenida por OPI, de fuentes muy cercanas a la administración de la constructora, en los últimos 20 días ha comenzado un movimiento inusual de aprestos y compras de maquinarias, que tiene directa relación con el inicio de las obras de las represas Cóndor Cliff-La Barrancosa.

La fuente señaló con máxima precisión que Austral tenía, hasta hace pocos días, desactivadas las canteras de árido, las cementeras y obradores de las rutas, todo tipo de reparación de la flota automotriz y la reposición de herramientas. Ahora, toda esta logística se está reactivando con miras a una demanda mayor, que proviene de este plan urdido en la oficina de Julio De Vido. La llegada de Máximo Kirchner a la firma, se confirmó a través de una alta fuente del Directorio de Austral, quien confió a nuestra Agencia que el hijo de la presidenta intervino en forma directa en Austral, lo cual refuerza aún más lo que OPI ha adelantado como un hecho consumado: las represas serán adjudicada a la firma china, asociada con Lázaro Báez, quien estaría representando, de esta manera, los intereses financieros ocultos del propio gobierno, que vuelve a mostrar las “desprolijidades” de un proceso viciado de corrupción a la vista de todo el mundo, pero sin consecuencias legales, como es de esperar.

“Desde hace un tiempo a esta parte Leandro (el hijo menor de Lázaro Báez) está encargado de vender las camionetas (Chevrolet) S10, cabina simple, que están fuera de servicio o les faltan repuestos y alrededor de 15 o 20 de estos vehículos han sido dados de baja de Austral en el último tiempo” dijo nuestra fuente y agregó “las han vendido por 20 o 30 mil pesos, entre otros a los gitanos”.

Por otra parte, desde la Gerencia de la constructora enviaron personal a Buenos Aires para realizar compra de nuevas camionetas y herramientas, como así también una comisión de la misma empresa viajó a China para adquirir maquinaria pesada y camiones de gran porte (tipo Caterpiller) para movimiento de suelos y acarreo.

El gran motor de estos aprestos no es la obra pública común y ordinaria de la cual la provincia carece por falta de fondos y abandono del gobierno nacional que ha dejado sin terminar gran parte de los planes de viviendas comprometidos en distintas localidades de Santa Cruz. En estos momentos podemos decir con total seguridad que Austral Construcciones SA, ahora con la intervención directa de la familia Kirchner como parte indivisible de los intereses comunes que tiene con el empresario local, se apresta a encarar la obra multimillonaria de las represas, cuya licitación, financiamiento y otorgamiento, está a cargo de quienes tienen parte en el negocio.

Recordemos que las obras públicas ordinarias, que Planificación envía a las provincias de todo el país, llegan condicionadas por Julio de Vido a que la misma caiga en manos de determinadas empresas. Esta no es la excepción. Solo que aquí, el monto del dinero en juego y los intereses financieros que hay en danza son descomunales y abarcan, desde la especulación que hizo Lázaro Báez con la compra de estancias linderas al río Santa Cruz, que son terrenos expropiables para inundarlos con la construcción de las represas, hasta la intervención directa de sus empresas en la construcción de la obra que comenzó en el 2008 con un costo de 16.000 millones de pesos y hoy va por los 25 mil millones, considerando las fuentes consultadas que cuando sean adjudicadas, los valores se ajustarán por la variabilidad del dólar y la importación de los insumos, en alrededor de un 35% más.

FUENTES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los mensajes son moderados antes de su publicación. No se publican improperios. Escriba con respeto, aunque disienta, y será publicado y respondido su comentario. Modérese Usted mismo, y su aporte será publicado.