jueves, 24 de abril de 2014

EL NACIONALISMO ARGENTINO NO NACIO EN LA DECADA DE 1920


Por Emilio Nazar Kasbo

El Nacionalismo Argentino es una identidad ejercida sobre un terrotorio que se hace notar con la misma identidad nacional, con la "mayoría de edad" que conduce a la Independencia superando una etapa de "adolescencia" o inmadurez previa a ella.

La Identidad Nacional no es "inventada", sino que es heredada con el agregado del aporte propio criollo local. Es decir, la Identidad Nacional recibe su herencia católica y grecoromana-hispánica, se va forjando en la respuesta a las Invasiones Inglesas, se cristaliza en los hechos de Mayo de 1810 con la aparición del Ejército, a lo cual se suma la declaración de Independencia el 9 de julio de 1816.

La Identidad Nacional, y la configuración como Nación consecuente de la Argentina, se consolidó bajo el gobierno del Infante Don Juan Manuel de Rosas y el Federalismo, en el marco de las Provincias lideradas por los Caudillos. 
Hay quienes afirman que el Nacionalismo Argentino con su ideal patriótico surgió a fines de 1920,  pero eso implica renegar de la Historia pasada y de la propia herencia.

Antes de que el Nacionalismo Argentino a fines de la década de 1920 tuviera sus pensadores, el Nacionalismo tuvo sus líderes, caudillos e impulsores.
Afirmar que el nacionalismo argentino surgió a fines de la década de 1920, implica ligarlo al surgimiento de movimientos nacionalistas europeos revitalizados en ese tiempo, cuando Argentina tiene otra realidad muy distinta, no sólo política sino histórica.
La Patria es la Historia misma de la Patria, en todo lo que hace al legado y la tradición, en tanto que el Nacionalismo se configura en torno a un territorio que delimita la propia identidad. Finalmente, el Estado es la institucionalización de la Nación, es la Nación jurídicamente organizada, y tal organización debe ser fiel a la propia identidad, puesto que de lo contrario fallará al tratar de lograr el Bien Común.
Efectivamente, no se trata de una mera cuestión histórica intrascendente, sino de la verdadera política que debe ser implementada.
De todos modos, algún día se concretará la Marcha sobre Buenos Aires... y que esperamos que pronto se concrete, sustituyendo a los "cacerolazos" de modo organizado y disciplinado.

miércoles, 23 de abril de 2014

24 DE ABRIL: FECHA NO LABORABLE EN CONMEMORACIÓN DEL GENOCIDIO CONTRA LOS ARMENIOS


El jueves 24 de abril es el "Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos", según el calendario nacional de feriados del Ministerio del Interior. Allí figura como "día no laborable", pero se especifica que sólo tiene alcance para la comunidad armenia. 

El Ministerio de Gobierno detalla que este día se considera "no laborable" en base a la "Ley Nº 26.199 dictada en conmemoración del genocidio sufrido por el pueblo armenio. Los empleados y funcionarios de organismos públicos y los alumnos de origen armenio quedan autorizados a disponer libremente de los días 24 de abril de todos los años para poder asistir y participar de las actividades que se realicen en conmemoración de la tragedia que afectó a su comunidad. Se invita a los gobiernos provinciales a adherir a las disposiciones de la presente ley".

Se conoce como Genocidio Armenio el hecho que tuviera su inicio oficial en 1915, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, cuando el Imperio Otomano implementó una política de exterminio sistemático de la minoría armenia. Este crimen de lesa humanidad luego se incluyó en la categoría de Genocidio, el primero de una larga serie de hechos criminales que cubrieron la centuria. El Genocidio Armenio de 1915 fue precedido por las masacres de 1894-1896 promovidas por el sultán Abdul Hamid y se extendió hasta 1923 en que el Imperio Otomano fue reemplazado por la República de Turquía cuyo artífice fue Mustafá Kemal, el líder nacionalista turco que continuó con los genocidios. 

Se estima que hasta 1915 la población armenia del Imperio Otomano era de 2.000.000 de personas, muriendo como consecuencia del Genocidio, aproximadamente 1.500.000 de personas. Los sobrevivientes de las deportaciones en los desiertos de Siria, se establecieron algunos en Medio Oriente, con la esperanza de un cambio favorable en la región, en tanto que otros decidieron emigrar definitivamente. Algunos se instalaron en Europa mientras que otros, en América (una gran mayoría, en los Estados Unidos y la Argentina, y el resto en Brasil, Venezuela, Uruguay, México, Chile, entre otros países).

Los armenios, como las restantes minorías cristianas que formaban parte del “multinacional” y “multirreligioso” Imperio Otomano, vivían bajo un régimen de inferioridad en virtud de la ley islámica de la Shariáh, y eran considerados ciudadanos de segunda clase, es decir, eran sometidos al pago de impuestos discriminatorios y tenían prohibido ocupar cargos políticos, dar testimonio en los tribunales y portar armas.

La mayor población de armenios en Latinoamérica se encuentra en Argentina, donde viven entre 70.000 y 135.000 armenios étnicos. La primera ola de inmigración de armenios a la Argentina llegó antes de la Primera Guerra Mundial, entre 1909 y 1914. Como consecuencia del Genocidio Armenio, la inmigración continuó entre 1922 y 1930.
En La Plata se encuentra el Club Mardin, conformado por numerosos descendientes del Genocidio contra los armenios y contra los asirios llevado a cabo por Turquía.

En Buenos Aires, por el 99° aniversario del Genocidio Armenio perpetrado por el Imperio Turco Otomano se prevén las siguientes actividades: 

Jueves 24 de abril:
- 11 hs. Oficio religioso: Misa de Responso en memoria de los mártires armenios en la Catedral San Gregorio El Iluminador (Armenia 1353, Palermo)
- 12.30 hs. Acto Central en la Sala “Siranush” del Centro Armenio (Armenia 1353, Palermo, Capital Federal). El orador principal será Ragip Zarakolu, periodista y editor turco, militante por los derechos humanos. Ha editado varios libros sobre el Genocidio Armenio y ha sido perseguido y arrestado en varias oportunidades por los gobiernos turcos por oponerse a las políticas oficiales y defender a las minorías armenia, kurda y griega.
- 19 hs. Marcha de protesta hacia la residencia del Embajador turco en Argentina (Figueroa Alcorta y Ortiz de Ocampo, CABA. )Concentración en la Facultad de Derecho de la UBA (Av. Figueroa Alcorta y Av. Pueyrredón).

Domingo 27 de abril
9 hs. Transmisión de la Santa Misa en Rito Armenio por Canal 7 En conmemoración del 99º Aniversario del Genocidio Armenio
11 hs. Santa Misa Cantada en la Catedral Armenia Católica (Charcas 3529 de Palermo, Capital Federal)

Lunes 28 de abril
- 17.30 hs. Conferencia De Ragip Zarakolu en el salón Azul del Congreso de la Nación, Hipólito Yrigoyen 1849.

EL PESCADO SE PUDRE POR LA CABEZA



Domingo de Pascua de Resurrección de 2014


Señor Director

“El pescado se pudre por la cabeza”

El refrán que da título a este escrito, viene muy bien a cuento para ejemplificar lo que hoy está sucediendo en la Argentina y para entender un poco más el por qué de comportamientos sociales que se apartan de todo tipo de norma.

Aclaremos que en tal comparación, estamos definiendo como cabeza a la clase política que conduce los destinos de nuestro país, más concretamente, a los poderes ejecutivo y legislativo, a los cuales, lamentablemente, debemos sumarle también y, hasta diría en mayor medida, el poder judicial. Y el cuerpo de ese pescado denominado Argentina, sería el cuerpo social, el pueblo, nosotros…

En efecto, en lo personal tengo el pleno convencimiento que la tremenda podredumbre que hoy vive la Argentina, es responsabilidad casi absoluta de los hombres y mujeres a cargo de los poderes del estado que acabamos de mencionar quienes siembran la corrupción, el odio, la división social, la contracultura, la injusticia y la inmoralidad. Y todo ello, avalado por jueces de la misma calaña que con sus fallos completan la pata de la complicidad necesaria para que todo esto se pueda ejecutar.

Si bien debemos reconocer que el tema de la complicidad entre políticos y jueces no es una originalidad del kirchnerismo, sino que es propio de todos los gobiernos democráticos que se sucedieron desde 1983 a la fecha, nunca como ahora se había visto en tal grado de impunidad. Y para quien esto escribe, el caso de mayor corrupción de la Argentina, ocurrió cuando los jueces de la Nación aceptaron sin chistar, la comisión de un prevaricato general para meter presos a los militares que participaron de la guerra contra la subversión y aceptaron ilegal e ilegítimamente no aplicar el mismo criterio para juzgar a los terroristas participantes de la guerra revolucionaria en la década del ’70.

Creo firmemente que es ahí cuando la cabeza de la Argentina se terminó de pudrir y contagió al resto del cuerpo social. En efecto, a partir de ese punto de inflexión judicial, los jueces perdieron la autoridad moral para dictar justicia y todo se convirtió en una carrera descontrolada hacia el estado de anomia que hoy vivimos y que nos coloca al borde de un estado fallido.

En otros tiempos en nuestro país solía decirse que las FFAA eran la última reserva moral del país. Y con ese argumento, políticos de la oposición convencían a los militares para la ejecución de los golpes de estado que ya son parte de la historia. Sin ponernos a analizar si realmente las FFAA eran depositarias de tal concepto, eso era lo que ocurría por entonces. Destruidas y totalmente desprestigiadas las FFAA, la pregunta que se hacen quienes buscan ansiosamente la respuesta sobre ¿dónde está ahora la reserva moral del País?, surge casi con unanimidad que esa reserva moral debería estar en los jueces.

Siguiendo con este razonamiento, uno supone que en la Suprema Corte de Justicia está lo mejor de la justicia, los jueces más probos, los más virtuosos, los más prestigiosos, los más preparados… Pero cuando el argentino medio ve que en esa Corte hay un juez que vive en pareja con otro hombre y que ambos alquilan una serie de departamentos que ofician de prostíbulos y no pasa nada con él. Y lo que es peor, que sus pares tampoco hagan nada ante semejante agravio institucional, lógico resulta que esa parte de la sociedad que quiere vivir éticamente, llegue a la conclusión de que todo está perdido, mientras que aquellos que siempre apuestan a la corrupción, la delincuencia y la violencia, encuentren en esta situación el caldo de cultivo propicio para su propia justificación. “Si los de arriba afanan a lo loco y no pasa nada, porqué no lo voy a hacer yo”… “Si total a Boudou lo va a terminar absolviendo Oyarbide, igual que a los Schoklender que se robaron todo”… 

Ya lo decía Santo Tomás de Aquino cuando hizo célebre el refrán “la corrupción de lo óptimo da lo peor”. Y esto quiere decir que cuando se corrompe un virtuoso o alguien con altas responsabilidades de valor moral, es mucho más grave que la corrupción propia de cualquier delincuente. Y eso es lo que hoy pasa en la Argentina. Nos invade la corrupción porque la misma está instalada en toda la clase política, (la gobernante y de la oposición) y también en los jueces. Un juez que se precia de ser justo y que ve a su lado jueces corruptos y prevaricadores y no hace nada, también está atrapado por la corrupción. 

A modo de ironía suelo decir que, al no estar ya los militares para dar un golpe de estado, deberían ser los jueces los que asumieran esa condición de alguna forma, pues de no ser así, tanta corrupción, tanta delincuencia y tanta injusticia nos llevarán inexorablemnte a la anarquía. Los linchamientos populares son una clara expresión de que estamos en ese camino.    


¡Por Dios y por la Patria!



Hugo Reinaldo Abete
Ex Mayor E.A.

lunes, 21 de abril de 2014

PASION, MUERTE Y RESURRECCION DE UNA NACION



por Enrique G. Avogadro

“¿Cómo habían podido llegar al punto de que el fundamento de la democracia se viese amenazado por un sistema judicial deficitario?”
- Henning Mankell


Más allá de confirmar que, como había supuesto, el Ministro de Economía, con su “índice de precios al consumidor nacional urbano”, lo único que ha hecho es un nuevo dibujo de menores dimensiones respecto al que nos había acostumbrado Patotín hasta su viaje a Roma, lo cierto es que, en sólo tres meses, Bambino Kiciloff ha escamoteado casi tres puntos porcentuales de inflación; si sigue así, llegaremos a fin de año con 12% debajo de la alfombra. Nótese que ese ocultamiento, por sí solo, duplica o, en muchos casos, triplica la inflación anual de nuestros vecinos.

Como en el FMI nadie se chupa el dedo, difícil resultará llegar a un acuerdo que, a su vez, permita cerrar un trato con el Club de Paris, con vistas a volver a los mercados voluntarios de crédito, y la temperatura de la crisis volverá a crecer a partir de julio de este año, cuando los dólares de la soja hayan desaparecido. En este sentido, resultará útil escuchar qué dijeron el martes, cuando los invité al programa semanal que conduzco por www.canaltlv1.com, Susana Merlo, ex Subsecretaria de Alimentos y ex Directora de Canal Rural, y  Agustín Monteverde, economista, para hablar de la realidad del campo y de la soja, el estado de las finanzas públicas y escuchar sus previsiones; puede verse la entrevista haciendo click en https://www.youtube.com/watch?v=ri4OyiZpxXg.

El Gobierno coincide con el pronóstico de complicaciones graves para el segundo semestre, a punto tal que sus primeras espadas en la Cámara de Diputados (Kunkel y Di Tullio, entre otros) presentaron sólo ahora, cuando ha perdido el control de la calle, un proyecto de ley que -¡oh, milagro!- pretende regular la protesta social y, cuando ésta fuera “ilegítima”, sea disuelta por la policía o, como será el caso, por la Gendarmería; debe ser preocupante mirarse en el espejo anticipado de la Venezuela en ebullición.

Con ello y con el pase de gorra ante los organismos internacionales, el mamarracho que constituyó el “modelo” ha perdido los últimos jirones de un “relato” que se ha desflecado por completo pero que, durante diez años, le permitió convencer a tantos y comprar a muchos, y hoy ha dejado en evidencia qué fue en realidad: un obsceno sistema de acumulación de poder para robar empresas y dinero público, aún a costa de la muerte y del hambre de miles de argentinos.

Pero el objetivo de esta nota, y la razón de su título, es enunciar algunos puntos básicos sobre los cuales todas las fuerzas no kirchneristas debieran coincidir para transformarlas en políticas de estado –o sea, aquéllas que se extienden más allá de varios períodos de gobierno, cualquiera sea el partido gobernante-, firmando un pacto que permita resucitar a la Nación, que estará en coma 4 cuando doña Cristina, por las buenas o por las malas, deba entregar la banda y el bastón presidenciales a su sucesor.

Lo primero que nuestro país debe hacer es recuperar la confianza de propios y extraños, muchos de ellos curtidos por tantas décadas de desaguisados, sobre todo en la economía. Sin ella, nos resultará imposible obtener las inversiones indispensables para desarrollar un potencial que, desde hace más de un siglo, nunca se ha transformado en realidad. Los cientos de miles de millones de dólares que los propios argentinos tienen en el exterior (o en los colchones), por sí solos, bastarían pero, hasta que constaten que volver no significa asumir riesgos que superen al propio negocio, seguirán siendo nada más que cifras en un papel.

Tenemos una Constitución Nacional, o sea, un contrato social que hemos firmado para convivir en comunidad; nunca la hemos respetado, como tampoco lo hemos hecho con los códigos y demás leyes que reglamentan las obligaciones y los derechos que ella nos impone y nos otorga. Mucho hemos hablado, todos, de la libertad; sin embargo, ninguna sociedad es verdaderamente libre hasta que no se transforma en esclava de la ley, y el ejemplo siempre debe provenir de la cabeza, es decir, de quienes tienen a su cargo las mayores responsabilidades del Estado, pero cada uno de nosotros tiene un papel a desempeñar y debemos ajustar estrictamente nuestro proceder a ese texto.

Creo que todos coincidimos en que los principales temas a discutir hoy por la ciudadanía, y por quienes pretendan representarla en los comicios, deben ser: la inseguridad, el narcotráfico y el lavado de dinero, la salud y la educación públicas en todos sus niveles, la colonización y el funcionamiento de la justicia, la corrupción generalizada y su impunidad, el unitarismo fiscal de un país teóricamente federal, la indefensión de la nación, la inexistencia de leyes migratorias, el colapso de nuestra moneda, el gasto público y la desaforada inflación, la desmesurada presión impositiva, la desintegración de los organismos de control, las reelecciones indefinidas en ámbitos públicos, la inexistencia de planificación en materia de infraestructura y el actual estado de ésta, la recuperación el autoabastecimiento energético, la reinserción social de los ni-ni, la informalidad laboral y las relaciones internacionales y el papel geopolítico de la Argentina en el mundo.

Por mi parte, he formulado algunas propuestas concretas, que pueden verse clickando en http://egavogadro.blogspot.com.ar/2012/02/la-argentina-que-quiero.html. Sin embargo, hasta ahora no he escuchado a ninguno de los partidos políticos expresar claramente qué piensan hacer respecto a cada uno de esos temas fundamentales; en algunos casos, pocos, los precandidatos en danza se oponen a medidas concretas del Gobierno y, aunque reconozco que esa actitud ha sido esencial para impedir nuevos avances del kirchnerismo sobre la república, no han dejado de constituir hechos aislados.

Es indispensable que los ciudadanos exijamos que se pongan de acuerdo (como empezará a hacerlo UNEN el martes) en la forma de encarar a lo largo de mucho tiempo cada drama de los enumerados, lo firmen todas las fuerzas democráticas y las expliquen públicamente. Sólo así dejaremos de elegir nuevos mesías, a quienes entregamos la suma del poder, y después nos lamentamos al descubrir que, una vez más, se nos ha engañado y se nos ha hundido aún más en la ciénaga inmunda en que nos debatimos hace décadas.

El mundo nos sigue dando oportunidades que no merecemos, y debemos rogar que se nos permita, al menos, alcanzar el último coche del tren del progreso. Si lo perdemos, si las desperdiciamos, la Argentina dejará de ser un país viable y habrá muerto, como nación soberana, en el fondo de cenizas del baúl de la historia de la humanidad.

Sin una justicia independiente, seria y rápida nada podrá ser posible pero, con ella, todo lo será, porque habrá recuperado su rol de último custodio e intérprete de la Constitución, y podrá obligar a su estricto cumplimiento, tanto por parte de las autoridades cuanto de los ciudadanos de a pie. Hoy, aunque no los utiliza, la Corte Suprema dispone de remedios para hacer cumplir sus fallos al Poder Ejecutivo; sin embargo, cuando hoy es desobedecida y se limita a lamentarse como si fuera un mero testigo, o cuando se transformó en un instrumento indispensable para ejecutar la falsa política de derechos humanos de los Kirchner, tolerando y respaldando tantos simulacros de juicios, degrada su función legal y denigra a sus integrantes, por muchos lauros académicos y conductas republicanas exhiban en sus antecedentes personales. El próximo martes, a las 20:30 hs., siempre por www.canaltlv1.com, el invitado será el Dr. Alejandro Fargosi, representante de los abogados en el Consejo de la Magistratura, con quien conversaré sobre estos temas y, en especial, sobre el presente de ese órgano del Poder Judicial.

Espero que, en esta Pascua de Resurrección –y en este Pésaj- a los argentinos se nos conceda la gracia de vislumbrar, al menos, el final de un camino de decadencia y desintegración como sociedad, que iniciamos hace muchas décadas, para poder reinsertarnos entre las comunidades civilizadas del mundo y, sobre todo, para ofrecer a nuestros hijos y nietos un país digno, libre, democrático, justo y republicano, capaz de verse Nación.

Este es un reenvío de un mensaje de "Tábano Informa"
Para subscribirse envíe un mensaje a: tabano_informa-subscribe@gruposyahoo.com.ar

¿POR QUE?



Por Carlos Belgrano

Amigos:

En esta Pascua de Resurrección, confió que el espíritu de Nuestro Señor, nos ilumine a todos nosotros por igual.

Pero siendo una fecha trascendental para muchos, entre los que me incluyo, ya que la conmemoración de la Resurrección* de nuestro Cristo y el venidero Pentecostés son las fechas más importantes para la Fe Cristiana, creo que han arribado con ellos, los tiempos de preguntas y reflexiones, cuyas respuestas inconclusas, nos alimentan la ausencia del tan anhelado sosiego colectivo.
Hablamos de continuo sobre esta política barrial y soez, no porque sea un tema en debate, interesante y superador, sino más bien por la necesidad extrema de algo parecido a la catarsis literaria.
Mencionar casi a diario a esta pitonisa de pr*stíbul*, no es agradable ni edificante, pero deviene inexorable, ya que todos de alguna particular manera, debemos absorber los costos del despilfarro de los recursos del Estado por sus veleidades, propias de una monarquía sin Casa Real.
Y acaso lo que más nos sobresalta hasta la propia ira, es la rigidez de su descompostura y del baño cotidiano de sus infamias, dignas de otra de su condición, la Popea nerónica.
La mayoría de nosotros, se está dejando guiar hacia los brazos del instituto del recambio electoral, pero carecemos del poder de veto sobre la legitimidad de los candidatos, lo que nos conllevará a seleccionar, como desde antiguo, entre los menos crápulas. Pero tal distingo no existe, salvo en el terreno de los valores fisonómicos, solo eso.
Todos los presidenciables que poco a poco, comienzan a abandonar sus cubiles, son de una factura idéntica y monocordial. La República no necesita de ninguno de ellos, porque pertenecen a la misma estofa hibrida, de la toma del poder por el poder mismo.
No les importa en lo absoluto, su desconocimiento del Deber Ser y el correcto manejo de la Cosa Pública. Cuando falleció Doña Elena Faggionato de Frondizi en 1991, recuerdo que entre un grupo de colaboradores de Don Arturo, de los cuales "Tito" González, fue el mayor aportante, tuvimos que suscribir una tanda de pagarés en la funeraria Lázaro Costa, porque el ex Presidente, no tenía los fondos para sufragar su sepelio.
Una pequeña prueba de la otra Argentina, en la que se militaba "por los colores", no por los cargos ni el "bolsiqueo" de lo ajeno. Y no huelga decir que esa Clase Dirigente -subrayo las mayúsculas- era más o menos igual.
Oscar Alende, Ricardo Balbín, Américo Ghioldi, Horacio Teddy, "Paco" Manrique, el "colorado" Abelardo Ramos y tantos otros de esos años, estaban en veredas opuestas a las nuestras, pero la frugalidad de sus vidas, eran un denominador común.
En cambio, los peronistas, a través del sindicalismo, eran propietarios de caballos de carrera, estancias y ostentosas mansiones, como el "lobo" Vandor que dirigía a la UOM, desde su stud en San Isidro.
Por eso, no hay que preguntarse tanto, de donde proviene la podredumbre del justicialismo. Del hilo conductor, degenerativo del "amasado" de fortunas, enmascarado con el discurso de la voluntad popular. Tan vacío como las falsas promesas.
Hoy a través de Massa, ese peronismo se retroalimenta con un mensaje de renovación; el mismo del "turco" con la "revolución productiva" que concentró el capital en los consorcios parasitarios de siempre y hundió a las Pymes, que fueron y son las dadoras del setenta por ciento de la mano de obra laboral.
Macri que no solo es el hijo de un mafioso, sino además el heredero del "viciado" de la Obra Pública, también promete.
Todos ellos y sus rivales de las próximas "abiertas", verterán lo mismo. Porque la virtud Republicana está sepultada y olvidada en los confines del pasado. Y a estas alturas, con el pesimismo que nos embarga por la consagración estelar de estos "prometeos" y anticipándonos a este asegurado continuismo, que pondrá a resguardo, entre muchos otros crímenes, la libertad ambulatoria de esta Kretina, ¿tiene el Lector alguna duda sobre ello?
¿Se imagina a estos descontados triunfadores en los comicios del 2015, removiendo a todos los jueces federales que tutelan la prosecución de todas las fechorías presidenciales? No avizore ni por segundos esta infantil hipótesis.
Ya contamos con el antecedente de "chupete" De la Rúa, cuando remitió a Menem, a una espaciosa Quinta en Don Torcuato, para que se asoleara con la "Chechu".
Recientemente fue el "mismo aparato", el que le retribuyó el favor con su absolución, en la causa por los "sobornos en el Senado", como al intrépido Mauricio en la de "las escuchas".  Porque así funciona el "sistema".
Lo que me hace recordar otra anécdota que ya he citado antes de ahora, varias veces. Es la historia de un desdichado Diputado, Víctor Juan Guillot, quien había aceptado un soborno, cuando el escándalo de "los terrenos del Palomar" en las postrimerías de 1939. Cuando Solano Lima, ordenó una investigación en la Cámara de Diputados por esos días, Guillot se suicidó, luego de indagarse que una "querida suya" con la que había tenido un hijo extramatrimonial, había cobrado por ventanilla en la casa matriz del Banco Español, un cheque de veinte mil pesos.
Ahora sí, imagine el Lector, si estos legisladores nuestros, imitasen la valiente actitud de este malogrado. Seguramente la pila de cadáveres, treparía hasta el domo del Congreso y los pasillos de nuestro Capitolio, se asemejarían a la tragedia de Guyana.
Infortunadamente, todos los ejemplos de renunciamientos son mucho muy pretéritos. Demasiado para que el imaginario popular los recuerde.
Ahora todo se reduce a observar como los K, son protegidos por los Oyarbide y muchos más de la misma catadura amoral.
Y me pregunto

¿POR QUE?

Cordialmente Carlos Belgrano.-

alarosadatodos@gmail.com    

NOTA:
* Editado

sábado, 19 de abril de 2014

LA HEREJÍA PELAGIANA Y SEMIPELAGIANA DAÑA LA ENSEÑANZA DE LA SALVACIÓN O... "LAS MONJAS SOLO QUIEREN DIVERTIRSE"


Por Emilio Nazar Kasbo
Actualmente, hay en la Teología católica frases están dichas desde una cosmovisión de libre interpretación protestante en la cual no se distingue la Redención que sí es de todos los hombres de la salvación que sólo será de muchos. 
¿Cuál es el destino de los feligreses católicos, si la Jerarquía misma se extravía en el semipelagianismo, hundiendo su accionar en la inmanentización sociológica de su accionar, cuando debieran elevarse a Dios en agradecimiento por los dones recibidos por la Gracia? Cuando en vez de rezar a Dios se ofrece "al mundo" el accionar, todo SE HA PERDIDO, puesto que ya no hay más Fe, aunque se siga utilizando el término. La Fe quedará convertida en una mera moda pasajera, y una monja será idéntica a cualquier persona pagana, solo que vistiendo un hábito en concordancia con el deconstruccionismo aplicado a la Iglesia Católica: la cáscara católica con un contenido hueco, un "gran Nirvana" qua de nada servirá, porque a Dios no se lo transmite en la herejía, a no ser que alguna "eminencia" diga lo contrario. El sacerdote dejará de ser un Alter Christus para convertirse en un alter hominem idéntico a cualquier otro, desfigurando el Gran Tesoro del cual deben ser portadores. Un triste papel en que lo mejor es absolutamente corrompido y dañado.
Buscando en "El Teólogo Responde" del P. Miguel Fuentes del IVE, hallamos lo siguiente: 

El término ‘redención’ hace más bien referencia al ‘rescate’ (viene del latín redimere, que significa volver a comprar) del pecado, que Cristo pagó muriendo en la Cruz por nosotros.
En cambio la ‘salvación’ es el fruto obtenido por la redención de Cristo, al no estar más enemistados con Dios por el pecado, nuestra alma está en gracia y es este estar en gracia lo que llamamos salvación.
Hay que tener en cuenta que como son dos conceptos muy ligados, muchas veces pueden usarse indistintamente, tanto para indicar el aspecto de haber sido rescatados como el de la salvación.


No podemos compartir la imprecisión en los términos, a pesar de que sea considerada como "costumbre", ya que las consecuencias de ello son graves. Sería como confundir la Persona de la Santísima Trinidad con su personalidad jurídica como sujeto de derechos en este mundo, ya que tal identidad implica una herejía (para quienes no lo saben, no hay persona humana en Jesucristo, sólo hay Persona Divina, puesto que es Dios).
La efectiva omnipresencia y omnisapiencia de Dios no implica que todo hombre se salve, porque de hecho muchos se condenarán. 
Todos los seres existimos por ser creaturas de Dios y nos hallamos ante Su presencia omnisciente, y el hecho de la existencia del ser humano como una creatura particular de Dios, creado a Su imagen y semejanza, no lo equipara a Dios, tal como fue la tentación de la serpiente en el Paraíso a Eva. 
El trasfondo pelagiano o de semipelagianismo en muchos textos teológicos de la modernidad, de lo cual anteriormente todos los autores se cuidaban de no reproducir, se percibe en la equiparacion de trato del hombre con Dios en lo cual la Gracia es omitida. 
Así la "intimidad con Dios" es interpretada como un "estar a solas" y no como experiencia mística o como referencia a visión beatífica a la cual no todo hombre por el solo hecho de serlo llega, y mucho menos por mérito propio o esfuerzo personal. 
La ofrenda en la redención es Dios sacrificado para Dios mismo (no para el hombre ni para "el mundo" como si fuesen seres superiores a Dios). Por tal ofrenda, que consistió en la Crucifixión de Jesucristo, es la via por la cual todo ser humano se redime y muchos se salvarán por ese motivo. 
Cristo crucificado no es una ofrenda al hombre para que este mediante su propia fuerza y su libre albedrío en la elección se salve. 
La Redención, no requiere de aceptación por parte del ser humano porque es un hecho de Dios. 
Por su parte, la aceptación de la salvación no es un hecho de la conciencia humana que así elige por propia fuerza cuál es el Bien o el alcance del Sacrificio de Jesucristo. La salvación es una Gracia de Dios y la aceptación de ese socorro se da en el marco de la misma Gracia, de modo que el rechazo de la salvación involucra, sí por decisión propia con su consecuente responsabilidad, el rechazo de la Gracia y por ende la condena perdurable del alma. 
El P Miguel Fuentes del IVE dice que se usa como sinónimo salvación y redención, lo cual es un gravisimo error que acaba encubriendo pelagianismo y semipelagianismo en autores modernos inspiradores de una Teología que la Tradición jamás señaló como ortodoxia. 
La identidad o indiferencia en el uso de los términos salvación y redención debe involucrar un discernimiento y análisis para evitar la confusión en la feligresía, o que se tome como "santidad" lo que es un acto de semipelagianismo. ¿Es el esfuerzo propio, o la elección propia de la Voluntad de Dios lo determinante para ser santo, o es la Gracia en un movimiento precisamente gratuito hacia la persona por cuya acción la aceptación personal es otorgada en el marco de esa Gracia como Don de Dios? No es lo mismo uno que otro concepto, y por tanto podría conducir todo esto a una errada concepción de la santidad... ¿y quién podrá ser santo en el marco de una herejía explícita o implícita?
Antes del Concilio Vaticano II la corriente modernista y de la Nouvelle Theologie llevaron a esta grave confusión, que fue extendiéndose cada vez en mayor medida cuantos más adherentes se hallaron en los Seminarios, todo lo cual fue potenciado tras el Concilio Vaticano II con la excusa de una "revalorización del mundo" que acabó siendo en la mayoría de los casos una "revalorización de lo mundano".
¿Alguien puede nombrar alguna causa de canonización de alguien que sea pelagiano o semipelagiano? Pues debe dirigirse de modo urgente al organismo del Vaticano correspondiente a formular la denuncia.
No es posible la canonización o la declaración por parte de la Iglesia como santos de quienes hayan sostenido pelagianismo o semipelagianismo en su Teología, puesto que previamente deberá resolverse el dilema de Casiano. Casiano no es ni siquiera beato porque fue hallado semipelagiano. Pero parece que eso ya no importa... nuevos tiempos co una nueva "teologia" deformadora de la Tradición. Cuando vuelva el Hijo del Hombre, hallará Fe sobre la tierra? Mientras los nuevos Poncio Pilatos dirán: y que es la Fe?

domingo, 13 de abril de 2014

HEREJÍA... ¿DEL PAPA O PUESTA EN BOCA DEL PAPA?



Según Vatican Insider (http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/santa-marta-33330/) y numerosísimas webs y medios que reproducen el mismo contenido, el Papa hizo un "elogio del pecado", incluyendo al mismo Jesucristo en ello, y confundiendo la Redención con el pecado.
Se trata de la homilía de la Misa Matutina en la capilla de la Casa Santa Marta, según indicó la Radio Vaticana, correspondiente al día 8 de abril de 2014.
El Papa ha calificado a numerosos católicos de "fariseos"... pero esta vez afirma en la homilía referida: "Jesús, en el Evangelio de hoy, advierte a los fariseos diciéndoles: "Morirán en su pecado"."
Continuó luego el relato de Vatican Insider consignando que "El Señor en el desierto, recordó el Papa, manda a Moisés que haga una serpiente y la ponga en un asta y le dice que todo aquel que sea mordido por una serpiente y la vea seguirá con vida. «Pero, ¿qué es la serpiente?», se preguntó Francisco.  «La serpiente –explicó– es el signo del pecado», como ya vemos en el Libro del Génesis cuando «la serpiente sedujo a Eva, proponiéndole el pecado». Y Dios, prosiguió el Pontífice, manda que se eleve el «pecado como bandera de victoria». Y esto no se comprende bien «si no entendemos lo que Jesús nos dice en el Evangelio». Cristo dice a los judíos: «Cuando habrán levantado al Hijo del hombre, sabrán que yo soy». En el desierto, recordó el Papa, fue elevado el pecado, «aquí ha sido elevado Dios, hecho hombre y hecho pecador por nosotros."
Otra afirmación de la Homilía dice: "Y por este motivo el apóstol Pablo, prosiguió, «cuando dice de qué cosa se gloría él (y también podemos decir de qué cosa nos gloriamos nosotros), dice: “De nuestros pecados”. Nosotros –observó el Santo Padre– no tenemos otras cosas de las cuales gloriarnos, ésta es nuestra miseria »."
El Papa identificó a la serpiente de bronce que Dios ordenó elevar en un asta, "y quienquiera que mordido por una serpiente dirigía su mirada a la serpiente de bronce se curaba" (Biblia traducida por Mons. Juan Straubinger, Números, XXI, 8-9). En el comentario se consigna "La palabra hebrea significa también abrasador, por lo cual algunos autores vierten: una serpiente abrasadora. Vulgata: serpiente de bronce. Esta serpiente, era, como dice Jesús a Nicodemo, figura de la Redención, símbolo del alzamiento de Cristo en la Cruz, y recibió su virtud solamente por Aquel que se dejó elevar en la Cruz para salvarnos de la mordedura de la antigua serpiente (cf. Juan 3, 14 s.). "De la misma manera, para escapar de la muerte eterna, bastará mirar confiadamente al cordero inmolado en la Cruz. Es decir, para inducir a la humanidad a recurrir a la misericordia divina, el Altísimo mandó a su Verbo que tomase carne y sufriese treinta años sobre la tierra para someterse finalmente a los dolores e ignominias de la Pasión" (Pinard de Boullaye). De aquí se deduce el inmenso valor del crucifijo, al que el cristiano debe llevar siempre consigo y tener en su casa con preferencia a cualquier otra imagen. La serpiente de bronce se conservó en el Templo hasta el tiempo del rey Ezequías, quien la hizo pedazos, para evitar su culto idolátrico (IV Rey, 14, 4).
De modo que la serpiente de bronce elevada en un asta por Moisés por orden de Dios, no es la exaltación de Lucifer, y nada puede haber más alejado de semejante afirmación en el Catolicismo. Sólo una visión masónica podría involucrar este disparate teológico. La mordedura de las serpientes, que estas sí representaban a la que se presentó en el Paraíso Terrenal a Eva, era curada por la serpiente de bronce, que es tipo de la Redención de Jesucristo, de modo que mirar a la serpiente de bronce no era mirar el pecado sino la Redención que sana a todos. 
La afirmación de que "Dios manda que se eleve el «pecado como bandera de victoria»" implica dar al "no ser" un lugar que no posee, identificándolo además con Lucifer como ángel caído que se condenó con su "non serviam".
La otra grave afirmación, coincidente con dicha interpretación que podríamos calificar surgida del gnosticismo o de la masonería, es la siguiente: "En el desierto, recordó el Papa, fue elevado el pecado, «aquí ha sido elevado Dios, hecho hombre y hecho pecador por nosotros»." ¿Cuándo el Catolicismo ha predicado que Dios se hizo hombre y pecador?
Claramente se reitera que Jesucristo fue un hombre, asumiendo la naturaleza humana en plenitud por lo cual su muerte fue verdadera como la de cualquier otro en este sentido, y muerte de Cruz en la mayor humillación del Absoluto. Asumió la naturaleza humana en todo, siendo que su Persona Divina que es única en él, y por ello resucitó, porque Dios no muere. Pero el asumir la naturaleza humana no implicó asumir el pecado, fue igual a nosotros, excepto en el pecado. De modo que ¿Cómo es posible esta a firmación de que Jesucristo se hizo pecado?
Se deja traslucir a su vez una concepción luterano-protestante del pecado, mediante la cual una especie de maniqueísmo reina en este tema, en que todo lo que el ser humano hace es pecado y no tiene otra posibilidad más que pecar, y por ello el lema de "peca fuerte y cree fuerte", porque es la Fe la que salva y no las obras, que en la concepción protestante es mero pecado. Ni toda obra del hombre es pecado, ni toda obra humana es virtud, sino que esta es la consecuencia del Pecado Original que debe ser negada previamente para realizar afirmaciones como las efectuadas por los protestantes.
¿Son estas las exactas palabras del Papa? ¿Hubo una manipulación masónica para exaltar así a Satanás y al pecado en un elogio jamás visto en boca de un Papa? ¿O es tal cual lo que el Papa ha afirmado?
Es decir, no se reduce la cuestión a que se haya utilizado la palabra "pecador" en vez de "pecado", sino que existe una concepción como trasfondo de todo lo dicho por el Papa, que debe ser interpretada y desentrañada. ¿O acaso no se ha realizado un "elogio del pecado" en esa homilía?
¿Ningún Obispo tiene observación alguna que realizar sobre esto, que se difunde por todas partes, escandalizando y confundiendo a la grey católica, a la cual tienen el deber de cuidar? Si esto fuese así, si fuesen palabras del Papa consentidas por todos los Obispos como parte de la ¿tradición del Concilio Vaticano II? acaso... ¿no debería contemplarse que se está ante la presencia de un Antipapa? Cuando menos, ¿no hay algo que aclarar respecto de la comentada homilía? ¿O han sido los medios de comunicación desde el mismo Vaticano los que han divulgado cosas que el Papa no afirmó?

Si la misma web del Vaticano es coincidente:
http://w2.vatican.va/content/francesco/es/cotidie/2014/documents/papa-francesco_20140408_miseria-gloria.html

Aquí una denuncia que afirma que ha sido Radio Vaticana la responsable... de una parte de la herejía:
http://www.infovaticana.com/no-existe-un-cristianismo-sin-cruz/

http://www.gaceta.es/noticias/radio-vaticano-atribuye-herejia-francisco-10042014-1152