domingo, 1 de mayo de 2016

MEGA JUICIOS EN TUCUMAN: EL 5 DE MAYO TODOS A TUCUMAN


“El 5 de mayo todos a Tucumán”

 El 5 de mayo de 2016 en la provincia de Tucumán, el régimen va a levantar una nueva farsa judicial en pos de liquidar el último resquicio de orden histórico, jurídico e institucional de nuestra querida Argentina.

       Esta farsa jurídica, ya no es solamente contra los militares señalados a dedo -como lo fue en el gobierno anterior a través de la Comisaria británica Natalia Federman- sino directamente contra la ex Presidente María Estela Martínez de Perón, que mediante el decreto 261/75 ratificado por el Congreso de la Nación: “se  ordena al Comandante General del Ejército proceder a ejecutar las operaciones militares necesarias a efectos de neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos, que actúan en la provincia de Tucumán.”

         A pesar de que la justicia española fue muy clara al negar la extradición de María Estela Martínez de Perón, por considerar  que los delitos que se le imputan, no son delitos de “lesa humanidad”, y  por lo tanto han prescripto, la justicia argentina continúa con estos ilegítimos juicios con la complicidad del Poder Ejecutivo, ya que es el primero que debe actuar en defensa de la legitimidad de los decretos firmados por un gobierno constitucional anterior.

         La Sección Segunda de la Sala en lo Penal, que preside el magistrado español Fernando García Nicolás, considera que la petición de extradición “se funda en motivaciones extra jurídicas de carácter político, derivadas de la situación actual de la República Argentina”.

         ¿Cuáles son las motivaciones extra jurídicas?     

         Las motivaciones extra jurídicas son que los juicios no se ajustan a derecho, sino a los designios de la política británica de continuar con la “Guerra Civil Devastadora” iniciada hace más de 40 años a través de los anglo montoneros, como lo confesó públicamente la ex embajadora inglesa Shan Morgan, cuando dijo orgullosamente que Inglaterra financia los centros de detención y a las Abuelas de Plaza de Mayo.

    ¿Cuál es la situación actual de la República Argentina?

         La situación actual de la República Argentina es de caos institucional y jurídico, antesala de la disgregación nacional, ya que el Gobierno Nacional a través de la Secretaría de DDHH, al constituirse en querellante  contra los militares que cumplieron una orden de su Comandante en Jefe en un gobierno constitucional anterior,  rompe la integridad jurídica e institucional y sienta peligrosa jurisprudencia que nos llevaría al caos y la anarquía, antesala de la disolución nacional, objetivo último del Gobierno Mundial con sede en Londres.

         Ellos necesitan caos y anarquía. En principio duros enfrentamientos ideológicos (indigenismo separatista, política de género para destruir el matrimonio y la familia, droga, etc.) hasta provocar una "guerra civil devastadora" que justifique la intervención de la ONU y de ese modo llegar a la desintegración territorial argentina. (Como en Croacia, Irak, etc.)

         En el Bicentenario de la Independencia debemos enorgullecernos del triunfo de las FFAA que cumplieron acabadamente la orden de su Comandante en Jefe, Doña María Estela Martínez de Perón, de aniquilar las bandas subversivas que actuaban en la Provincia de Tucumán con el fin de disgregar el territorio nacional.

         De ninguna manera podemos aceptar que se juzgue a los soldados, suboficiales y oficiales que participaron en el  Operativo Independencia. Muy por el contrario, la historia, que es rica en verdad y sabiduría para juzgar a los traidores a la Patria, va a juzgar a los fiscales y jueces que participaron en estas parodias de juicios de "lesa humanidad" llevados a cabo por los mismos que enfrentamos en las dos guerras, tanto en Malvinas contra el hereje invasor inglés, como contra la subversión apátrida incitada por los anglo montoneros. 

 "No habrá paz y libertad 
para nuestro pueblo,
si no hay libertad y dignidad 
para los Prisioneros de Guerra."


                                                  Victor Eduardo Vital                                          BIM5. VGM.

martes, 26 de abril de 2016

LA MACROCEFALÍA DEBE ESTAR EN LA AGENDA




             Por Alberto Asseff*
   Una norma no escrita impone que en la agenda del gobierno, incluyendo al Legislativo, sólo caben los asuntos de coyuntura, es decir los que inquietan o preocupan en lo cotidiano. De este modo, lo trascendente, el largo plazo, sistemáticamente se deja para más adelante. Para cuando llegue una oportunidad, quizás abrigando la expectativa optimista de que se agoten los reclamos momentáneos y entonces sí podamos avocarnos a las cuestiones estratégicas o de transformaciones sustantivas.
   En verdad si aguardamos a que se despejen los problemas de ética, pobreza, seguridad, narcotráfico, empleo, jubilación, salud, educación, infraestructura, macroeconomía y demás para aplicar nuestras energías a los cambios de fondo o estructurales, bien cabría reflexionar para qué mutar si todo marcha redondamente. En esa conjetura, ciertamente de índole utópica, encarar transformaciones y grandes reformas sonaría a innecesario y hasta contraproducente. En una palabra, lo estratégico se posterga tanto si nos va mal como si nos fuere bien. Siempre se lo margina.
   La realidad nos manda otra cosa, nos habla diferente. Si no afrontamos lo estructural jamás podremos solucionar la coyuntura. Si no le cortamos el pescuezo a la impunidad nunca tendremos ética pública, con su secuela de que también se degradará la de las esferas privadas, como la empresarial. Si no reformamos el régimen tributario, nunca disfrutaremos de una genuina justicia distributiva, asimismo llamada social. Si no le damos buena batalla a la declinación del sistema educativo, no habrá perspectiva de disponer de educación de calidad. Si no racionalizamos la inversión en salud no poseeremos buenas prestaciones a pesar de que asignamos recursos de nivel sueco, contrastando con servicios mediocres. Si no disociamos absolutamente policía y delito, manteniendo esta sociedad tan evidente entre vigilantes y ladrones, con las excepciones del caso, en ningún momento futuro gozaremos de seguridad por más escáneres móviles y otras tecnologías con que dotemos a las fuerzas. La complicidad de la policía con el delito no siempre se produce por venalidad. La mayoría de los casos es por desidia y sobre todo por ausencia de ejemplaridad. Si arriba saquean, abajo se propaga la tentación de optar por ese desvío. Es el antiparadigma funcionando. Si para luchar contra la pobreza y el desempleo se adoptan las modalidades de incorporar ‘ñoquis’ o empleos de bajísima calidad y sumamente precarios en los Estados –nacional, provinciales y municipales – o extender planes sociales sin la contrapartida de prestación laboral, el porvenir nos deparará inexorablemente más pobreza y, lo peor, estructural. Dejaremos esa gran Argentina de la movilidad social ascendente – la pobreza era un estadio transitorio – para tener un país con una enorme miseria definitiva, anclada. Es lógico, pues se habría perdido la cultura del trabajo, ese gran ordenador social, ese dignificador por antonomasia, ese promotor de progreso y prosperidad. Individual y colectivamente.
   Si la coyuntura nos tapa la visión y nos enerva decidirnos por magnas reformas, seguiremos deformando demográfica y territorialmente al país, nutriendo una macrocefalía enfermiza. Buenos Aires hace tiempo que es un problema, en rigor una constelación que los reúne a todos, desde la deshumanización hasta la colosal adolescencia de infraestructura.
   Para simplemente poner un ejemplo, hay necesidades de médicos en todo el ámbito semirrural del país, esas poblaciones y caseríos de menos de 5 mil habitantes. Sobre todo, ausencia de especialistas, principalmente pediatras. En contraste, Buenos Aires tiene la proporción por habitantes más alta del mundo. Nadie quiere resolver esto con una medida plausible por donde se la analice: para habilitar el ejercicio de la medicina se deberá practicar un año a partir de la graduación en un destino que determinará la autoridad sanitaria, obviamente con renta y casa habitación. Así, nunca faltará un médico en parte alguna de la vasta Argentina.
   Trasladar la capital como lo hicieron EE.UU., Canadá, Brasil, Rusia, China, Australia y tantos otros grandes países no es un sueño o un proyecto faraónico. Es una estricta e imperiosa primera necesidad. No será la solución total para nuestros problemas, pero sí el inicio del camino hacia el arreglo. A partir de esa decisión tomaremos conciencia sobre la ineluctabilidad de adscribirnos a la cultura de las reformas profundas, desechando el escapismo del parche y de ‘ir tirando’.
  El ‘Plan Belgrano’ para el Norte Grande va en la dirección de las transformaciones con hondura. Por eso, parece oportuno reflexionar sobre los cambios transformadores de largo aliento y alta mirada. En ese marco hoy llamamos la atención sobre lo mucho por hacer para revertir el malsano macrecefalismo que sufrimos.
*Dip.nac (MC) y dip.del Parlasur
UNIR-Frente Renovador


sábado, 23 de abril de 2016

SEGUN BECCAR VARELA, "VUELVEN MARTINEZ DE HOZ Y CAVALLO. SIGUE EL KIRCHNERISMO"






En el número 1383 de La Botella al Mar, publicación electrónica del Dr. Cosme Beccar Varela, editada el 20 de abril de 2016, el autor sostiene que  “se creyó a fines del año pasado (2015) que con la elección de Macri nos habíamos salvado de lo peor y despreciando las varias y graves razones morales que existen para no permitir que Macri se convirtiera en la única alternativa frente al monstruo kirchnerista, aceptamos que fuera proclamado electo Presidente de la República, desechando las sospechas de fraude, y olvidando que es, además de inmoral, inútil para el importante cargo e incapaz de imaginar y realizar una política que saque al país de su crisis profunda. Y para colmo, que lejos de ser el opositor temido por la secta que nos tiraniza desde el 2003, era el reemplazante deseado para que algo parezca cambiar sin cambiar el rumbo fatídico en el que estamos embarcados.”
El autor sostiene que “se celebra como un triunfo el nuevo endeudamiento público externo por U$S 16.500.000.000 (con un interés del 7,5% anual o sea con un interés anual de u$s 1.237.000.000). La deuda ya era de u$s 283.000.000.000 en Febrero del 2015, a pesar de que en el 2005, Kirchner y Lavagna en Dubai resolvieron unilateralmente hacer una quita de un 75% en la deuda de ese entonces. Es decir, que con la nueva que festejan Macri y sus ministros sin corbata (junto con la prensa adicta, léase "La Nación" y "Clarín") habríamos llegado a deber al exterior u$s 299.000.000.000, más nuevos intereses de u$s 1.237.000.000 por año o sea más que cuando el latrocinio de Dubái del que nadie se acuerda (lo cual revela la inescrupulosidad deshonesta de los argentinos y del mundo financiero).”
Continúa diciendo que “no se sabe con certeza cuánto es en realidad porque no hay informes oficiales sobre el asunto.” Además, que “estamos más endeudados que con Martínez de Hoz y con Cavallo en sus dos "raids" de asaltante internacional (el que hizo con Menem y el que hizo con de la Rúa).”
Según el abogado, todo esto fue: “a) Para pagarle a los que no aceptaron la extorsión de Dubái, ahora llamados "buitres"; b) para enjugar el déficit del Estado o sea, para convertir el déficit en pesos en un déficit mucho peor en moneda extranjera y c) para mantener abajo el tipo de cambio del dólar, cosa que le permite a Macri robarle sus ahorros a la clase media que después del "corralito" famoso no tuvo más remedio que ahorrar en dólares. No importa que eso haga más difícil exportar. Estos irresponsables viven al día y el aplauso de hoy les basta, aunque sea a costa de las lágrimas de mañana.”
“Es la misma política del régimen militar de 1976, encabezada por Martínez de Hoz y la de Menem, continuada por de la Rúa, encabezada por Cavallo” aseveró Cosme Beccar Varela.
Por otra parte, consigna que “No hay ni señales de que Macri cumpla con aquello de que "los derechos humanos es un curro" porque se niega a liberar a los secuestrados políticos... Ya murieron 20 de esos desdichados desde que asumió en Diciembre del 2015, o sea, Macri es responsable de otros tantos homicidios por abandono de persona que tiene una pena en el art. 106 del Código Penal (último párrafo) es de hasta 10 años de prisión”. Asimismo recordó que él mismo ha solicitado un indulto y que el mismo es omitido por el Gobierno e incluso, extrañamente, por familiares y amigos de los propios interesados.
Concluye el Dr. Cosme Beccar Varela afirmando que “Hay muchas cosas más que anuncian la catástrofe a la que vamos con una inconciencia de orates”.
Fuente: La Botella al Mar
de La Botella al Mar

miércoles, 20 de abril de 2016

“Time Wrap”, la “fiesta” que mata almas y vidas



Por Emilio Nazar Kasbo

Se está tratando de impedir una investigación profunda ante la muerte de cinco jóvenes y otro tanto de hospitalizados por consumo de “drogas de diseño” como se denomina a las metaanfetaminas en el predio público de Costa Salguero en la Capital Federal.

Inexplicable explicación
Ante la presión de la legislatura y de la opinión pública, el macrismo presentó a un funcionario que no aportó ninguna respuesta. Las pocas respuestas que dio, agravaron más las cosas.
Entre tales respuestas que complican más los hechos, se cuenta: que los testigos hablan de hacinamiento, calor insoportable y exceso de personas; pero que el gobierno se dio prestó conformidad con el número de supuestos 10 mil asistentes que fue informado por una Declaración Jurada a las 3 de la mañana confeccionada por los mismos organizadores de la fiesta. Además, los fiscales que fueron al lugar encontraron todo como si fuese normal. Pero nada tiene que ver esta descripción con lo relatado por los mismos testigos que han estado en esa “fiesta”, si se puede llamar de ese modo. Que todo ello sea “normal”, sólo puede afirmarse en el marco de la aceptación de que existe una “zona liberada”.
Testigos que han estado en el lugar, ahora desfilan mediáticamente, explican cómo ponen pastillas en las bebidas “como regalo” incluso sin que lo sepa el que la va a consumir. Efectivamente hubo drogas circulando en ese ambiente, y tales drogas inducen a una voraz sed insaciable, como uno de sus efectos inmediatos, provocando daños a quienes no pueden resistir tal consumo de drogas.
Si los dealers y quienes gestionan el salón hacen escasear el agua para poder hacer un negocio con su venta, implica una premeditación: sabiendo del consumo de tales sustancias y sus efectos, el agua se torna un bien escaso y de valor, y que no haya agua en las canillas de los baños y sólo dos dispensers para esas 10 mil personas, es más que un despropósito: señala una connivencia. Y nuevamente, para que esto sea considerado “normal”, debe haber una “zona liberada”.
 
Responsables irresponsables
A su vez, el Estado es el responsable final de la “zona liberada”, puesto que el lugar es público aunque con una gestión particular. Las muertes y hospitalizados frutos de esa “fiesta” que evidentemente no es sana, porque hasta las ambulancias del SAME está en alerta y en situaciones así de multitudinarias entran en colapso si la situación se desborda, porque incluso si hubiese un incendio en el lugar hasta los bomberos verían dificultada su acción debido al hacinamiento de tal cantidad de individuos que además están fuera de sí, y por tanto nada pueden disfrutar sanamente de aquello que denominan “fiesta”. Es decir, es el Estado el que permite por omisión o por corrupción de funcionarios, la organización de semejante operativo de intoxicación masiva de la juventud. Intoxicación que no sólo es biológica, no solo es física, sino que es mental, cultural y espiritual.
Los jóvenes que asisten a semejantes antros son responsables, porque no pueden alegar carencia de discernimiento. Sus padres también son responsables, porque no han sabido velar por la integridad de sus hijos, expuestos al lucro ciego de los empresarios que organizan esto a la vista de todos los que pueden hacer algo para evitarlo. A su vez, Costa Salguero es una concesión completamente irregular, ya que fue aprobada para un polideportivo, siendo su fin desviado por los concesionarios. En 2009 fue clausurado por la justicia. Y el gobierno de Macri desconoció el fallo.
El balance es que están siendo apañados funcionarios y empresarios. Y en el medio de todo esto, surge el tema profundo de las drogas. Que si se deben prohibir, que si se deben liberar, es la cuestión de fondo. Hay quienes quieren liberar las drogas, para terminar instalando morideros de jóvenes cuya vida carece de sentido, o ellos mismos creen que es así, desatendidos por el Gobierno, por las instituciones, por sus mismos padres... y en algunos casos hasta por la misma Iglesia que parece hoy mirar complaciente todo lo que viene del mundo para aprobarlo... en sintonía con los medios de incomunicación social. El gran vacío juvenil no se llena con el debate de prohibir o liberar las drogas. Pero la liberación acaba en la muerte de los consumidores, tal como sucede en Europa.
El narcotráfico es un delito nacional e internacional, y si es un delito, debe ser prohibido. Todo lo que daña a la salud no sólo biólógica, sicológica y espiritual, debe ser prohibido por el Estado, porque de lo contrario el mismo Estado alentará la destrucción de su población. Por lo visto, semejante despropósito se está logrando...

Rave, Love Parade, Time Wrap...
Hasta hace unos años se llamaba Rave a las “fiestas electrónicas”, y hoy tienen un nombre más “cheto” y en inglés, “Time Wrap” que le dicen. Igual, es todo lo mismo. Es cambiar la vida por las drogas.
Este tipo de eventos surgió en Alemania, y fue introducido en Buenos Aires, en los cuales hay una multitud de jóvenes escuchando ruidos repetitivos a los que ellos llaman “música”, sonidos que acompañan el “parkinson” artificial que impulsa a saltar eléctricamente a todos en conjunto fruto del consumo de metanfetaminas.
En esas fiestas, abundan travestis, y se reparten “Bichos”, tal como se denomina al éxtasis, que induce a entrar en “trance”, porque todo es sensibilidad y excitación.  Y donde hay “bichos”, hay deshidratación, fiebre elevada, y una gran sed insaciable.
Quien consume estas drogas “de diseño” está varios días sin dormir, y le genera un gran agotamiento. Los días siguientes al consumo de esa droga, empieza otra pesadilla tras la resaca. Y es que la reacción por semanas en los varones es la impotencia, que lleva al consumo de Viagra.
Todo esto es información pública. Las autoridades deben estar en conocimiento de todo esto, y que la muerte ronda esta clase de eventos.
 
Habla un testigo
Según informa bigbangnews.com en una nota titulada “Testigo de la Time Warp: ‘Quisieron probar las pastillas con nosotros’”, a los asistentes les “dieron pastillas de prueba, no hay dudas. El efecto duraba cuarenta minutos, era una bomba pero de corto efecto. En general dura más el efecto pero seguramente concentraron las sustancias y por eso pegaba tanto”, según un testigo de identidad reservada por dicha fuente, un amigo “de fiesta” de uno de los internados.
El testigo reconoce que consumió en otras oportunidades la pastilla “Superman” pero que algo salió mal el sábado pasado. Según BigBang, los narcos, según creen los investigadores, usaron a los jóvenes de esa fiesta como especie de "conejillos de indias" para probar su " nuevo producto". Por eso habrían vendido las pastillas a 200 pesos, cuando en realidad se consiguen a 400.
Y es que si las botellitas de agua llegaron a venderse a $100 cada una, era previsible que la sed iba a producir que cada consumidor comprara más de dos botellitas. Y es más barato y legal vender el agua con tal sobreprecio, que continuar proporcionando tales drogas. La cuenta no es muy compleja.
Además, la fiesta siguió pese que los jóvenes pedían ayuda según informa dicho medio. “Eran pastillas mal producidas, hay que saber de dónde vienen. No lo hago seguido, pero si un día voy a comprar, lo hago a un conocido, con una persona que conozco de donde las consigue. Yo sé que mi vida está en riesgo. Todos lo sabíamos”, sostuvo el joven.
Sobre lo ocurrido a su "amigo", aclara que no entiende de dónde sacó las pastillas que consumieron los que se intoxicaron. “...Se nota que querían probar con nosotros. Era muy barata y los que no tienen experiencia y no saben compran, piensan qué es una oferta y es lo peor…”, informa el medio.
La droga “Superman” sintética pertenece a la familia de las anfetaminas y metanfetaminas. Es conocida como el nombre del superhéroe pero en realidad es parametoximetanfetamina (PMMA), una droga de diseño que combina dos estimulantes como lo son el éxtasis y la metanfetamina.
Para concluir su relato, el testigo remarca que la falta de agua fue el factor terminal: "Si se hubieran hidratado mejor quizás esto no pasaba, pero ya no hay forma de saberlo". Sostiene otra consumidora en diálogo con BigBang: "Hay que hacerse cargo, no estamos haciendo nada seguro. No deberíamos consumir".

Malos pasos europeos
El “Love Parade” era un festival de música electrónica y desfile que se originó en 1989 en Berlín Oeste, Alemania. Fue apoyado anualmente por Alemania entre 1989 y 2003, y posteriormente del 2006 al 2008. Su propósito era juntar miles de personas en una manifestación pacífica donde la música fuese su principal protagonista, y claramente circulaban drogas y el desenfreno en dichos ambientes. Debido a la tragedia acontecida en Duisburgo en la edición de 2010, la organización decidió que esa sería la última edición. Duisburgo una avalancha humana que se cobró la vida de 21 personas y dejó 511 heridos mientras los sonidos continuaron aturdiendo hasta las 23 hs indiferentes al suceso.
La policía de Berlín normalmente es bastante tolerante en este evento, lo cual disfraza la “zona liberada”. En esas reuniones masivas, el exceso de drogas o desmayos debidos a deshidratación o sofocos han sido una constante.
Buenos Aires se sumó a esa “movida,  organizando “Love Parade” en los años 1999 y 2000, contando con 450.000 y con 750.000 asistentes respectivamente. Este festival tuvo una nueva edición en el 2000, (con 14 camiones y 170 djs) la cual contó con la presencia de uno de los creadores del Love Parade, Westbam desde Alemania, junto a Dr. Motte y “Mr. X & Mr”, ya que las identidades son ocultas. Indudablemente, la Escuela de Frankfurt siempre dice "presente" en todos estos eventos, ya que llevan su impronta.
Seguramente el colapso económico argentino impidió continuar con esas reuniones, aunque tras ellas comenzaron a actuar grupúsculos que fueron creciendo en manifestaciones antieclesiales.
La experiencia europea, no nos sirve y nos muestra un pésimo futuro al que arribaremos de seguir por este camino.

lunes, 18 de abril de 2016

MUERTE POR ANTICULTURA





Por Emilio Nazar Kasbo

Cinco jóvenes han muerto, contándose además con un número similar de hospitalizados, a raíz de una “fiesta electrónica” que se desarrolló en Costa Salguero, en Capital Federal. Es uno de los efectos de la "cultura" de la Escuela de Frankfurt.
Los jóvenes han sido educados en la “no represión”, que involucra la máxima indiferencia ante el Bien y la Verdad, y que en tales condiciones lógico es que rechacen la Belleza como algo consustancial a ellos, ello sumado a su hedonista búsqueda del máximo de comodidad, sin importar su precio.
Un ambiente turbio, donde se mezclan adicciones con humo y alcohol, luces que se prenden y se apagan en un hormiguero donde resulta imposible transitar. Desde hace tiempo los jóvenes son explotados además en un “meganegocio” de la supuesta “diversión” acorde a la personalidad en que masivamente han sido deformados. Ruido (que no podemos llamar música) y narcotráfico, así, van de la mano.
Los jóvenes hoy llaman “diversión” a la denominada “industria del espectáculo”, mediante la cual asisten a sitios de gran hacinamiento en lugares que es imposible que estén en condiciones para agrupar multitudes o soportar siniestros.
Recordemos que después de Cromañón, en 2012, durante el gobierno de Macri en la Ciudad de Buenos Aires,  en el boliche “Beara”, dos jóvenes murieron a consecuencia de un derrumbe. Enton-ces, fueron procesados funcionarios del área de habilitación por la percepción de coimas.
Hay “zona liberada” que permite estas situaciones. Pero esto no solo es un daño por las muertes ocasionadas, sino el mayor daño es a sus almas, el buen gusto suprimido, y el desenfreno que sustituye la armonía y equilibrio que debe reinar en el corazón y la inteligencia juvenil.
Esta vez, el empleo de “drogas de diseño” que circulan en las “fiestas electrónicas” señala la existencia de esa “zona liberada”. Por eso, quienes consumen metanfetaminas deben hidratarse constantemente, pero las canillas de los baños estaban cerradas, para obligar a quienes consumen esas drogas a comprar botellas de agua, cuyo precio según lo anunciado previamente el evento en el portal de la empresa organizadora Time Warp, era de $60, aunque llegaron a venderse a 100$ durante la “fiesta”.
Fue premeditado que escaseara el agua, y esto es una señal de acuerdo entre los dealers y los organizadores, hecho que debería ser investigado, ya que se trataría de una asociación ilícita para dañar el alma, la vida, la salud y el futuro de los jóvenes.
La Justicia ha clausurado Costa Salguero, presuponiendo ello que la responsabilidad se extiende a los propietarios del salón, quienes abonan además un ínfimo canon a la Ciudad, y en cuya empresa concesionaria participa  Fernando Polledo Olivera, el esposo de la vicepresidente primera de la Legislatura porteña. Desde la Agencia de Control Comunal se informó que el lugar se encontraba “debidamente habilitado”.  Pero tal operación de intoxicación masiva de los jóvenes no puede suceder sin la connivencia del Estado.
Existe un doble parámetro, pues mal pueden funcionarios resguardar en nombre de la “moralidad” la inconducta y la connivencia con presuntos narcotraficantes, mientras fogonean la excrecencia cultural. Los jóvenes merecen ser formados equilibradamente, y a su vez en el marco de una libertad basada en la Verdad, ejercer su derecho al sano ocio. Pero a su vez debe ser liberada de sus verdugos materialistas, incluyendo a los narcotraficantes y sus cómplices estatales. Los jóvenes deben darse cuenta de que están siendo engañados. Hay además padres cómplices, en medio de una sociedad ciega e indolente y rendida, a manos de quienes dicen cuidar del Bien Común. Porque el Bien Común no son sólo buenas intenciones, ni oportunistas promesas electorales.