lunes, 5 de julio de 2010

¡¡¡¡GOOOOOOOOOOOOL!!!!

a maradona drogado1

Por Cosme Beccar Varela

e-mail: correo@labotellaalmar.com

Buenos Aires -05 de Julio del año 2010 – 979

  

Cuando el Cid Campeador marchaba al exilio al que lo condenó injustamente su rey, prohibiendo a todos que le dieran cualquier auxilio, al pasar por Burgos encontró las casas y las posadas cerradas. El pueblo miraba por entre las rendijas de las celosías y decía: "¡Dios que buen vasallo si hubiera buen Señor!".
Creo que éste es el mejor comentario que se puede hacer para la derrota del equipo de "foot-ball" argentino puesto bajo al dirección del drogadicto castrista, con la cara del asesino Guevara tatuada sobre su cuerpo que responde al nombre de "Maradona";  la supervisión del muy sospechoso y perpetuo presidente de la AFA Julio Grondona y peor aún, enrolado sin saberlo en la campaña política de la tiranía.
Porque si el equipo ganaba, Kirchner hubiera reforzado la sensación de que "todo va bien" que le convenía para continuar tiranizando el país y Maradona, descalificado una y cien veces por sus vicios y pésimos comentarios, hubiera conquistado una "buena imagen" que hace rato perdió y que cuando la tuvo la usó para denigrar al Papa, elogiar a Fidel Castro y hacerse rimbombantemente peronista bajo los auspicios del "minus habens" Kirchner, entre otras cosas.  
Los jugadores argentinos son buenos jugadores, mucho mejores de lo que parecieron en el vergonzoso partido que perdieron 4 a 0 con Alemania. Pero "no tienen buen señor". Son como huérfanos a la deriva y les faltaba el entusiasmo, la confianza, la capacidad de actuar unidos por un objetivo común. Cada uno hacía cada vez menos lo que podía. Los "genios deportivos" no aparecieron ni para la foto.  
Eso es lo que le pasa a un pueblo cuando no está gobernado por una Autoridad justa y laboriosa.
Aún a riesgo de disgustar a más de un lector, quisiera ahora decir algo sobre los acontecimientos paralelos de la derrota y sacar algunas conclusiones.
Leí la interpretación del periodista Carlos Pagni en "La Nación" de hoy (5/7/2010, pág. 6) titulada "El futbol rompió el feliz retrato de los Kirchner". Está bien. Analiza el aspecto "corrupción" de este negocio del "foot-ball" que es una los objetivos de la tiranía porque "por la plata baila el mono" y teniendo plata se pueden comprar votos y perpetuarse en el poder. Los detalles de su análisis son estremecedores. Y todo eso está pasando a vista y paciencia de todo el mundo sin que haya un solo Fiscal que acuse a los responsable de tanta inmundicia.
Sin embargo, creo que hay un aspecto mucho más grave y profundo que nadie se atreve a mencionar porque es "politically incorrect". Aplicando el viejo principio que dice: "qué le hace una raya más al tigre" trataré de ponerlo en evidencia.
El partido con Alemania se jugó el Sábado 3 de Julio a las 11 de la mañana. A esa hora se paró el país. Todo el mundo dejó todo, aún los compromisos sociales que obligan sin gravedad pero sí como un aspecto de la convivencia. Los entretenimientos personales a los cuales nadie renuncia por ningún motivo fueron abandonados. Las calles estaban desiertas. Por lo que pude ver, todos los argentinos estaban hipnotizados delante de los aparatos de televisión mirando las evoluciones de la pelota de "foot-ball" yendo de los pies de uno a los del otro, generalmente de los alemanes.  
Al comprobar esa dedicación universal a la contemplación del partido, la renuncia general a todos los compromisos preexistentes, pensé con dolor: "Si los argentinos aplicaran el patriotismo que dedican a este partido de "foot-ball" por el cual renuncian a sus entretenimientos, a sus compromisos sociales y a todo lo que no sea de vida o muerte, pero lo hicieran en beneficio de un movimiento que tuviera por objetivo acabar con esta tiranía, hace rato que la Argentina tendría un buen gobierno y seríamos uno de los primeros países del mundo".
¡Pero vaya Ud. a pedirle a uno de esos entusiastas televidentes del campeonato  mundial que deje dos horas de su descanso, de sus deportes, de sus reuniones sociales, para asistir a una reunión patriótica y se encontrará con las más indignadas excusas!
"No tengo tiempo. No puedo, Tengo que ir a XXXXX...." Pero para ver el partido de "foot-ball", no hay nada que prevalezca.
¿Qué es eso? ¿Patriotismo? ¡No me hagan reír! Eso es fanatismo colectivo, estupidez masiva, inversión de valores, entusiasmo enfermizo y eso, especialmente y mucho más grave, cuando se trata de gente de las "clases cultas".
Antes del partido vergonzoso traté de hacer ver a la gente que si el "equipo de Maradona" -como decían todo el tiempo los comentaristas- ganara el campeonato, la tiranía resultaría reforzada, la posibilidad de que los secuestrados políticos salgan en libertad disminuiría, la corrupción incrementaría y la plebe sobornada se sentiría alentada para imponerse sobre lo mejor del pueblo argentino.  Y Maradona, ese payaso castrista con la cara del asesino Guevara tatuada en su cuerpo, sería canonizado y convertido en una especie de San Maradona, con el inmenso mal ejemplo que eso representaría para toda la juventud argentina que estaría tentada de pensar que ser drogadicto y castrista son cosas buena y dignas de ser imitadas.
Pero no había quién oyera esos argumentos. Ahora son más sordos con el agregado  de que ahora están furiosos porque decir lo que estoy diciendo es casi como "alegrarse con la derrota".
No, no me alegro con la derrota. Lo siento muchísimo por los jóvenes futbolistas que tal vez hubieran ganado si no fuera porque tenían malos "señores", los peores que se puede tener y que además, sin que ellos lo supieran, estaban siendo usados para una maniobra política que hubiera atornillado aún más la tiranía que padecemos, para inmenso daño de la Patria.

ANTE UNA AFRENTA INADMISIBLE

image

Arq. Raúl A. Sobrino Aranda.

El pasado 20 de junio, día de la Bandera Nacional se registró una actitud insólita y agraviante, en los actos oficiales realizados en nuestra ciudad, ya que por decisión de la Sra. Presidente de la República, se procedió a suprimir “la histórica ceremonia del juramento a nuestra enseña patria”.

Desde que se inauguró el magnífico Monumento Nacional a la Bandera el 20 de junio de 1.957 o sea hace 53 años, es la 1era.vez que ocurre un hecho de tal naturaleza, que fue silenciado por todos los medios de comunicación, salvo muy honrosas excepciones, entre ellas merece citarse las del conductor de este programa.

Según noticias extra-oficiales ha trascendido que el Jefe del Protocolo de la Presidencia de la Nación comunicó tal decisión en la víspera a las autoridades de la provincia de Santa Fe, “argumentándose que por razones de tiempo disponible en la estada de la Sra. Presidente, se debía tomar esa medida”.

Y el Sr. Gobernador Dr. Hermes Binner consintió que se consumara este despojo inconcebible, en otra demostración de su miopía política, de su falta de hidalguía y coraje cívico. El pudo si hubiera querido, oponerse a una nueva determinación de una ya larga lista de despojos, que forman parte de esta riesgosa y penosa pérdida de la identidad nacional, que desde hace varias décadas padece nuestra querida República.

Debemos recordar que por ley nacional nº 12.361 sancionada el 9 de junio de 1.938 se declaró “Día de la Bandera” al 20 de junio en homenaje al aniversario de la muerte de su creador el general Manuel Belgrano: en aquel mensaje remitido por el Poder Ejecutivo al Congreso de la Nación se expresaba entre otros fundamentos, “que con esta iniciativa se aspira a intensificar el amor del Pueblo hacia su emblema y acrecentar esos homenajes de unificar en una fecha anual, la veneración de toda la Nación a su símbolo supremo, en armoniosa e integral coincidencia de todos los corazones argentinos.

El acto de la jura de fidelidad a la insignia patria se constituyó siempre, en una ceremonia emotiva y fundamental: era la más sublime de todas las manifestaciones de respeto y de amor a la Patria que iba precedida por la entrañable arenga que el Jefe militar de turno pronunciaba a los soldados de todas las Fuerzas Armadas, de seguridad, Prefectura, Gendarmería, policiales y alumnos de los Liceos Militares que por 1era.vez en su vida iban a experimentar y ser protagonistas de un hecho tan trascendente.

Porque indudablemente esa ceremonia de jura se convertía en el acto mas importante en la vida del soldado, lo que mas ansiaba, el privilegio de jurar frente al Monumento a la Bandera, diciéndole Si a la Patria, mirando a la enseña redentora con los ojos y con la determinación de defenderla hasta perder la vida si fuese necesario, exaltando el amor al prójimo, el respeto al dolor ajeno, el compromiso de velar por el cumplimiento de todas las normas de la Constitución Nacional, de mantener nuestra soberanía territorial y de honrar en ese fugaz momento a todos aquellos mártires que supieron morir por la Patria.

Sí; era un momento muy especial, donde se fomentaba un sentimiento profundo de hondo contenido patriótico, donde la identidad nacional era la protagonista excluyente.

Había arenga; había revista de tropa y todo culminaba con un desfile militar lleno de fervor y con un número adecuado de efectivos.

Nada de esto sucedió este 20 de junio.

Debemos preguntarnos: ¿Es acaso mas importante el protocolo que la jura de la bandera de la Patria?.

¿Por qué se quiere suprimir esa tradición que fomentaba amar a la patria, a sus próceres y que representaba la unión del Pueblo con sus Fuerzas Armadas, el respeto a las Instituciones, el sentimiento de solidaridad, de sacrificio y de abnegación?.

¿Adonde vamos argentinos con este decadente presente que ni siquiera permite jurar fidelidad a nuestro pabellón nacional?.

No claudiquemos, luchemos por la verdadera unidad nacional y sepamos reaccionar ante la adversidad que hoy estamos padeciendo.

MONS ANTONIO MARINO FUE ENTREVISTADO SOBRE EL SENTIDO DEL MATRIMONIO CIVIL

Antonio Marino 2

“El matrimonio es la unión fiel, exclusiva y duradera de varón y mujer, para la mutua realización y plenificación personal y para la transmisión de la vida humana. Esta unión responde a la condición sexuada del ser humano, varón y mujer”.
     Estos simples pero rotundos conceptos forman parte de las declaraciones efectuadas por monseñor Antonio Marino, obispo auxiliar de La Plata, durante una entrevista con AICA.
     Monseñor Marino preside la comisión “ad hoc” de la Conferencia Episcopal para el seguimiento de los proyectos legislativos, y tiene la misión de realizar una tarea aclaratoria ante los legisladores, tarea que está cumpliendo intensamente con relación al tratamiento legislativo del proyecto de ley sobre la legalización de la convivencia entre personas del mismo sexo a la que se pretende llamar equívocamente matrimonio. Texto de la entrevista.

 
     -Monseñor, en algunas publicaciones y en comentarios televisivos se dijo: ¿Qué daño te hace que dos hombres que se quieren se casen? Basta con que vos no hagas lo mismo, si eso no te convence. ¿Qué piensa usted acerca de esta posición?
     -Preguntar qué daño hace la redefinición del matrimonio según la norma homosexual, es invertir la carga de la prueba. Para todos los ciudadanos, el que quiere acceder a un régimen especial de protección (p.ej. un subsidio o una sociedad determinada), tiene que explicar las razones por las cuales es beneficioso que el Estado se lo dé. El matrimonio es una sociedad privilegiada por el Estado por los fines sociales que cumple (asistencia recíproca, educación de los niños, transmisión de las tradiciones culturales, perpetuación de la especie). En realidad, corresponde a quienes solicitan la redefinición del matrimonio justificar que tienen las mismas características y por lo tanto pueden otorgar los mismos beneficios.
     De todas formas, es conveniente saber que en los países en los que se redefinió el matrimonio según la norma homosexual, la institución matrimonial heterosexual se vio severamente perjudicada. La tasa de personas heterosexuales que contraen matrimonio descendió radicalmente. Y los homosexuales que contraen ese llamado “matrimonio” son apenas del 1,5% al 3% de la población homosexual total (aproximadamente el 0,5% de la sociedad, con cifras variables según el caso). Quiere decir que redefinir al matrimonio imponiéndole una definición homosexual causa daño a la institución heterosexual.
     También causa daños a los hijos. El lugar para que un niño acceda a su derecho al desarrollo integral es el hogar conyugal estable y sano entre marido y mujer. A partir de la redefinición homosexual del matrimonio, se ha incrementado radicalmente la tasa de niños nacidos fuera del matrimonio. Los niños nacidos fuera del matrimonio se ven expuestos a mayor inestabilidad en las relaciones de sus padres, lo que les causa discapacidades psicológicas. Los niños crecidos sin alguna de las dos figuras materna o paterna, también tienen trastornos psicológicos. En síntesis, si el activismo homosexual tiene éxito en imponer la definición homosexual del matrimonio, también los niños se verán perjudicados.


     -Se dice también que hay que respetar el derecho a la privacidad. El Estado no puede ingresar en el fuero privado de las personas, porque éste pertenece a Dios y a su conciencia. ¿Es esto así?
     -Es verdad que el Estado no puede ingresar en el fuero privado de las conciencias de las personas. Tampoco puede ingresar en sus prácticas y elecciones sexuales. Pero esa privacidad ya se respeta ahora. Si ellos quieren, pueden unirse, relacionarse y convivir sin que el Estado intervenga.
     Otra cosa muy distinta es pretender que el Estado redefina la institución heterosexual del matrimonio. Eso no es una pretensión de respeto a la privacidad, sino una invasión de la esfera pública y la imposición de su definición de matrimonio a las parejas heterosexuales. Es decir, que aquí no estamos discutiendo el derecho a la privacidad, sino la pretensión de publicidad de sus uniones.


     -¿Qué piensa usted sobre la afirmación de que es discriminatorio negar el derecho a “casarse” a personas del mismo sexo?
     - El derecho a casarse no es un derecho universal, sino que está constreñido a ciertas restricciones en beneficio de la finalidad de la institución matrimonial. Todas las personas (también las que practican la homosexualidad) tienen derecho a casarse. Pero tienen que cumplir con las formalidades de la institución, a saber: el matrimonio tiene que ser entre varón y mujer, no puede ser entre hermanos, hijos o padres, el consentimiento tiene que ser libre y prestado ante un agente público, etc. No se discrimina a los hijos porque no puedan casarse con su padre. Tampoco se discrimina a los homosexuales porque no puedan casarse entre sí.


     -¿Por qué, entonces, a quienes no están de acuerdo con el llamado “matrimonio” de homosexuales se los tacha de intolerantes?
     -A mí me parece que hay que aprender a convivir con la diferencia. Yo creo que las personas que practican la homosexualidad, por esa sola razón, están acostumbrados a respetar lo que es distinto. Pero los activistas, tal vez sean intolerantes: parece no pueden convivir con las instituciones de los heterosexuales y necesitan redefinirlas imponiendo la norma homosexual a los heterosexuales.
     Habría que preguntar si los activistas son verdaderamente representativos de las personas que practican la homosexualidad. Porque sucede una cosa muy curiosa: una vez que se aprueba el matrimonio sólo del 3 al 5% de las personas que se reconocen homosexuales se casan. Eso quiere decir que los activistas no representa al amplísimo sector del 95 al 97% de la comunidad homosexual. Lo que significa que el dicho “matrimonio” no interesa a la casi totalidad de los homosexuales.
     Entonces, tal vez sean los activistas y no las personas que practican la homosexualidad, los que no toleren convivir con las instituciones de los heterosexuales y buscan imponer su definición homosexual del matrimonio. No se entiende por qué no se puede respetar lo distinto.


     -¿Cree usted que es inconstitucional aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo?
     -Sí, y la Argentina podría incurrir en responsabilidad internacional. Los Tratados internacionales que integran la Constitución Nacional, siempre aplican los derechos humanos a las “personas”. En cambio, al referirse al matrimonio, los tratados internacionales constitucionalizados se refieren al “hombre y la mujer”. Luego, no sólo no existe un derecho humano vinculante respecto del derecho al matrimonio de personas del mismo sexo, sino que la Argentina podría violar el derecho constitucional si aprobara una norma de este tipo.
     No hay ninguna legislación internacional de ningún tipo (ni recomendaciones, ni fallos) que ordenen redefinir el matrimonio imponiendo la norma homosexual a los heterosexuales. Sí hay recomendaciones de no discriminar a las personas por orientación sexual, pero éstas no incluyen la obligación de abolir el matrimonio heterosexual y redefinirlo, sino que son respetuosas de la diferencia.


    -¿Porqué habla de “redefinición” del matrimonio, cuando en realidad simplemente se trata de ampliar la base de personas que pueden contraerlo?
     -El matrimonio es la unión permanente y exclusiva entre un varón y una mujer. De él surgen los deberes de cohabitación, fidelidad y asistencia mutua. Estos valores del matrimonio entre personas heterosexuales no se verifican en las uniones homosexuales, que son sustancialmente distintas.
     En las uniones homosexuales es muy difícil la exclusividad y la fidelidad. Las personas que se encuentran en uniones o “matrimonios” homosexuales, tienen hasta 8 parejas por año y hasta 500 en toda la vida, según diversos estudios. Son parejas abiertas, que no viven la exclusividad. Por eso, en caso de que se impusiera la norma homosexual, habría que suprimir el valor de exclusividad de los matrimonios en tanto que institución heterosexual.
     En las uniones homosexuales no hay permanencia. La duración es aproximadamente y en promedio de 1,5 años a 3, según los distintos estudios. Esto las hace constitutivamente inestables. Por eso, si los activistas redefinieran la institución matrimonial, habría que suprimir la estabilidad, que tanto bien causa a los niños en su desarrollo.
     Son más violentas. Las uniones de homosexuales son 30 veces más violentas que el matrimonio entre personas heterosexuales. Las personas que practican la homosexualidad padecen de más ansiedad, tienen más tendencia al suicidio, y consumen con más frecuencia estupefacientes. Esto las hace menos amigables a los niños y menos beneficiosas para el Estado.


     -Otra de las exigencias de los activistas homosexuales es la de tener derecho de adoptar niños. ¿Es legítima esta exigencia?
     -El Estado tiene interés en el matrimonio porque cumple fines reproductivos y educativos en virtud de sus notas especiales de estabilidad, funcionalidad y exclusión de la promiscuidad; en beneficio de un crecimiento óptimo de los niños. Es lógico que las uniones entre personas del mismo sexo, al no cumplir los mismos roles, no tengan los mismos beneficios del Estado.
     Para el desarrollo pleno de su identidad relacional y psíquica el niño requiere un padre y una madre; no dos madres o dos padres. Para los niños es traumático crecer sin un padre y tiene efectos gravemente nocivos ya comprobados por muchos estudios concordantes. También es muy traumático crecer sin una madre.
     Un niño no es un medio para que los adultos sean felices, es un fin en sí mismo. Si un niño necesita madre y padre, privarlo por egoísmo adultocéntrico es contrario a la primacía de los derechos de los niños por sobre los de los adultos.
     Es verdad que hay estudios contradictorios sobre los efectos de la crianza entre personas del mismo sexo. Pero si hay estudios contradictorios, entonces es que no está claro. Y si no está claro, no se puede hacer experimentos sociales con los niños.


     -El matrimonio es una construcción cultural y ha ido cambiando a lo largo de la historia e incluso algunas sociedades aceptan la poligamia. Los partidarios del proyecto de ley que se está debatiendo reclaman: ¿Por qué no aceptar ahora el cambio e incluir como “matrimonio” a las uniones homosexuales”?
     -También podemos empezar a llamar sillas a las mesas o puertas a las paredes. Pero la alternativa que proponen los activistas homosexuales parte de la base de no tolerar la diferencia. ¿Cuál es el problema de convivir con lo que es diferente? Nadie impide a las constitutivamente distintas uniones entre personas del mismo sexo que sucedan. Cada uno puede privadamente obrar según su conciencia. Lo que no se puede, es abolir y aniquilar por intolerancia lo que es diferente.
     Por otra parte, en la historia de las civilizaciones nunca se pretendió llamar matrimonio a las uniones de dos personas del mismo sexo.


     -Si se define al matrimonio a partir de su finalidad procreativa, ¿pueden formar un matrimonio un varón y una mujer que no pueden tener hijos?
     -Claro, mucha gente sostiene este punto. La finalidad procreativa del matrimonio supone la posibilidad física que tienen varón y mujer de copular procreativamente, no que de hecho dicho acto se practique. Hablar de la apertura a la transmisión de la vida del matrimonio es reconocer el dato que aporta la biología. Es obvio que las personas que se casan después de una determinada edad no pueden tener hijos, o que muchas parejas desearían tenerlos y no pueden, pero existe una analogía: la cópula que hipotéticamente (dadas las circunstancias) podría producir la filiación es posible entre ellos. En cambio, no es posible entre dos hombres y dos mujeres.
     El acto de unión conyugal entre varón y mujer, de suyo, está abierto a la vida, aún cuando por alguna circunstancia la procreación no ocurra.


     -En definitiva, ¿qué es el matrimonio? ¿Por qué el matrimonio es solo entre varón y mujer?
     -El matrimonio es la unión fiel, exclusiva y duradera de varón y mujer, para la mutua realización y plenificación personal y para la transmisión de la vida humana. Esta unión responde a la condición sexuada del ser humano, varón y mujer. En tal distinción de los sexos encontramos una riqueza que nos habla del carácter relacional de toda persona, de que no somos seres cerrados en nosotros mismos sino abiertos al encuentro con el otro, que nos plenifica y se abre a la vida. Al querer redefinir el matrimonio, estamos borrando la riqueza de la diversidad sexual y su complementariedad. Le enseñamos a las futuras generaciones que la mujer o el varón son prescindibles para la familia.
     Por eso, detrás de la afirmación de que el matrimonio es entre varón y mujer subyace un principio antropológico fundamental: la complementariedad entre lo masculino y femenino se expresa en esa institución que es el matrimonio, que expresa la mutua donación para toda la vida y que, por la garantía que ofrece esa mutua donación, es el ámbito propio y exclusivo para la unión sexual, que de suyo los une y está abierta a la vida.


     -¿En qué se relaciona el matrimonio con la ley natural? ¿Por qué redefinir el matrimonio a partir de las uniones de homosexuales es contrario a la ley natural?
     -La naturaleza del hombre es sexuada. De esa naturaleza surge una inclinación espontánea del hombre a unirse con una mujer y preservar de esa manera la especie humana. Los padres naturalmente tienden a cuidar a sus hijos y educarlos. De esta unión de hombre y mujer, perdurable y exclusiva para la óptima educación de los hijos, nace la institución natural del matrimonio. El matrimonio es de "ley natural", porque expresa una dimensión constitutiva de la naturaleza humana.
     La tradición clásica del pensamiento llama "ley natural" a aquella norma de conducta que expresa esas inclinaciones espontáneas que surgen de la naturaleza humana. Esas leyes naturales están orientadas hacia el fin del hombre. Si el hombre vive según su naturaleza, se plenifica y es feliz. Si el hombre contraría su naturaleza, muchas veces sufre y se siente incompleto: o bien se deshumaniza o se sobrehumaniza (cuando sucede una renuncia en orden a ideales más altos).
     La ley natural se refiere a bienes que no son disponibles por el legislador, porque la naturaleza humana escapa a la potestad del legislador. Por más que el legislador dijera que el ser humano es algo que no es (por ejemplo, cuadrúpedo); el hombre seguiría siendo lo que es (en el ejemplo, bípedo). El hombre es lo que es y la ley no puede desfigurar ese dato. Ni siquiera la totalidad de los legisladores pueden modificar la naturaleza del hombre.
     De ahí que el matrimonio, constituyendo una institución natural regida por la ley natural en orden al fin del hombre y el bien común de la sociedad, sea indisponible para el legislador.

MERCADO GRANARIO: NO FUE UN VIERNES TÍPICO EN EEUU, PERO…

A soja

 

Por: Alejandro Pérez Unzner

APUntes sobre MERCADOS GRANARIOS y afines

En radio, a las 6 hs: Mensaje al Campo Argentino -60 años de periodismo agropecuario- AM 1220 www.cadenaeco.com.ar - Lunes 5 de julio de 2010, 7.30 hs.

 

Hoy sin CBOT. Soja local cerró firme la semana

…Tuvo un poco de esos previos a un fin de semana largo. Con el huracán “Alex” haciendo desastres pero no en zonas agrícolas estadounidenses, el mercado terminó la semana con cierto freno en maíz, tras la fuerte corrida alcista, con tranquilidad pero positivo en trigo y con verdes en soja, 2-3 dólares, por si acaso.

Hoy se celebra en el país del Norte su fiesta patria, de modo que faltará la referencia global de precios, pero el mercado local arrojó indicios al cerrar la semana, que no estimo cambien demasiado en ésta que hoy comienza en lo comercial, corta para nosotros por el feriado del viernes 9.

Después del “veranito”

Respecto al trigo, a nivel nacional deberían continuar donde sea posible las tareas de implantación, tras el “veranito” del fin de semana, con marcas máximas interesantes en pleno invierno y antes de que nuevas lluvias lleguen, precediendo al frío, en unas horas más. Vale recordar que se superó el 50% de la intención de siembra y que se acercan las fechas óptimas para la decisiva subregión IV, el SE bonaerense. También, que los agroclimatólogos hablan de un resto de invierno no demasiado riguroso.

El viernes cité lo de “antes de “La Niña” como una variable a tener en cuenta. Un episodio que si bien es cierto no afectaría tanto a los cultivos invernales, sí debe llamar a la reflexión sobre cómo aprovechar el agua en primavera para las siembras de entonces, dado que según los expertos comenzaría a influir desde septiembre u octubre.

En tanto, el mercado físico nacional volvió a mostrar el interés comprador por soja, que por ahora está transitando sus mayores precios desde fines de febrero. Hubo como mínimo 910 pesos y hasta 920-925 según condición de entrega y calidad. La soja 2011 se pagaba 223 dólares, también firme.

Da la sensación de que muchos ofertantes esperan alguna novedad en cuanto a retenciones, porque, recordemos, el Congreso está definiendo el fin de las facultades que se otorgaron oportunamente al Ejecutivo, y que vencen el mes que viene. Asimismo, esperan más mejoras en las cotizaciones y por eso no es tan grande el tonelaje que termina concretándose. Veremos…

El maíz se trabajó a 125 dólares, y en pesos no se llegó al precio de referencia, 508, así que 490 le parecieron mejores a la exportación, que está tomando el último tramo del saldo.

En trigo nuevo, siempre en zona Rosario, hubo otro paso hacia arriba, a 138 y 139 dólares/tonelada, con la oferta todavía pidiendo 140. Igual, algunos lotes se hicieron. Y volvieron los molinos dispuestos a comprar lotes de superior calidad, pagando 690 peso al menos y hasta 770 cierta variedad y condición, en el área metropolitana.

En síntesis, sin peso de lo externo hoy pero con seguridad en el accionar propio, una jornada más para aprovechar las oportunidades comerciales sin perder de vista los canales de confianza, dentro de lo legal y a sabiendas de que no hay que ir en pos del “negocio-récord”, sino concretando negocios en las mejores condiciones factibles, cada día. Como para optimizar lo bueno que se haga “tranqueras adentro”.

"NOSOTROS SOMOS EL FUTURO", DIJO AGUER ANTE MULTITUDINARIO ACTO PROFAMILIA EN LA PLATA

Un multitudinario acto fue realizado en la Plaza San Martín de la ciudad de La Plata el 4 de julio de 2010, en el cual según los organizadores hubo aproximadamente unas 10.000 personas, todos congregados para defender a la familia y en contra de la aprobación de la "ley de matrimonio homosexual" en el Senado de la Nación. Ninguna calle fue cortada por los manifestantes, ni fue entorpecido el tránsito vehicular.
Luego de que una caravana de vehículos que recorrieron la ciudad, una numerosa multitud de varios miles de personas se congregaron entre la Casa de Gobierno y la Legislatura Provincial para reafirmar los derechos de la familia compuesta por un hombre y una mujer, única institución natural por la cual se conciben los hijos.
En un clima festivo, se inició con una caravana de aproximadamente un kilómetro de autos. Los vehículos a su vez fueron acompañados por el sonar de las campanas de todas las iglesias que recorrieron varias calles de la ciudad hasta llegar a Plaza San Martín frente al palacio de la gobernación.
A los testimonios de familias, le siguieron los mensajes de las distintas confesiones que fueron resumidos por el obispo de la Iglesia Siriana y el Arzobispo de La Plata, bajo el lema “la familia es el futuro de la Humanidad”; lo que dio lugar a la lectura de un manifiesto.
AGRESIÓN HOMOSEXUAL
Al mismo tiempo, unos 35 manifestantes pro homosexuales entonaron sus habituales cánticos de odio hacia la Iglesia Católica en particular, repitiendo las consabidas consignas una y otra vez, blasfemando y burlándose, injuriando y esparciendo su odio, intolerancia y discriminación contra toda la población heterosexual.
Ellos discriminan con gran odio. Ellos sí entorpecieron el tránsito, cortando la Avenida 7 en dirección a Capital Federal.
Asimismo, realizaron pintadas en espacios públicos, cometiendo por tal motivo un delito de daño a la propiedad pública, en las paredes del Pasaje Dardo Rocha.
ACTO PROFAMILIA
Efectivamente, "familia hay una sola", como cantaba una multitud de jóvenes congregados en la Plaza.
El acto fue organizado por distintas ONG y varias instituciones de nuestra ciudad, a las cuales adhirieron también el Arzobispado Platense, Iglesias Cristianas Evangélicas, Iglesia Siriana Ortodoxa, Iglesia Presbiteriana Escocesa, Sindicatos y Centros Tradicionalistas, y muchas otras instituciones de la ciudad.

Durante el evento, se distribuyó un manifiesto y se recolectaron firmas que serán presentadas ante el Congreso de la Nación, con las mismas planillas que son criticadas desde el Gobierno que se han distribuido por numerosas instituciones en la ciudad, pretendiendo acallar el derecho de peticionar a las autoridades reconocido por la Constitución Nacional. Ya son varios miles de firmas las que se han reunidos, y que además se continúan recolectando.

Hubo numerosos cánticos entre la gente. Se oyó cantar: “olé olé olé, varón - mujer”, “hay que saltar, hay que saltar, por la flia tradicional”, “olele olala flia hay una sola, no quieran inventar”, “familia: varón y mujer”, “lo dice el Papa, lo dicen los Obispos, es la familia lo mejor que tiene Cristo”

ECUMENISMO

Asimismo, estuvo presente el Obispo Nicolaos Matti, Obispo de la Iglesia Siriana Ortodoxa para América Latina.

En el acto hizo uso de la palabra un pastor evangélico, vestido con cuello romano, en representación de los demás pastores.

El mismo dio vítores a Cristo Rey y un fuerte "Viva la Patria", y luego agradeció la oportunidad de hacer uso de la palabra, expresando una verdad bíblica: "la Verdad os hará libres".


EL MATRIMONIO

Fueron numerosos los testimonios que se dieron en favor del matrimonio, en medio de cantos en diversos ritmos que un conjunto musical entonaba.

Uno de los testimonios reconoció la existencia de fracasos en los matrimonios, la existencia de separaciones, o de personas que tienen hijos fuera del matrimonio, pero que eso no significa que pueda existir un "matrimonio homosexual", o que un niño pueda tener "dos papás" o "dos mamás", ya que tiene derecho a ser criado por una mamá y un papá para forjar su propia identidad con ambos modelos presentes. Aclaró también que si tuviera una persona conocida que le manifestara su homosexualidad, incluso si potencialmente fuese un hijo, no lo discriminaría, que seguiría ayudándolo como siempre para poder salir adelante, señalándole el camino correcto y reconociendo a la vez lo que significa el Orden Natural.

Otro de los testimonios fue de una persona que contó sus 56 años de matrimonio, con numerosos hijos y también muchos nietos, contando sus orígenes en la Juventud Obrera Católica, en la Acción Católica y en movimientos de Matrimonios. Expresó que nunca hay que estar "contra Cristo", y que se debe defender el Orden Natural en la sociedad ante tantos ataques que sufre la familia, alentando a la Esperanza en la defensa de la familia.

MONS. AGUER

Mons. Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, dio un fuerte discurso señalando presiones del Gobierno al Congreso y presiones en la sociedad para la aprobación de "esta ley inicua".

Señaló que a periodistas había expresado que "parece mentira que haya que hacer tanto ruido para recordar una verdad de Perogrullo, una verdad de sentido común", "parece que las cosas se han oscurecido tanto que parece necesario recordar aquello que todo el mundo sabe y que corresponde a todas las grandes culturas de la humanidad", dijo el Arzobispo.

"A veces, los que quieren cambiar la índole del matrimonio y la familia, intentan presentarnos a nosotros como retrógrados, como gente del pasado. Nosotros somos el futuro, porque la Esperanza que está en ustedes es la que tiene que reconstruir la sociedad que éstos quieren destruir", arengó Mons. Aguer.

Manifestó que si se aprobara la ley de "matrimonio homosexual", se deberá enseñar en los colegios "todo lo contrario a la verdad", "habrá que enseñarles que todo es igual". "Eso no lo podemos permitir. Eso no lo podemos tolerar".

Mencionó el trabajo de Mons. Antonio Marino ante los senadores de la Nación, recibiendo la ovación de los presentes, gritando "Antonio, Antonio" repetidas veces.

Pero "la Verdad es más fuerte, la Esperanza es más fuerte, Dios es más fuerte, y por eso aquí está el futuro, y Ustedes son el futuro", concluyó Aguer.

CARAVANA POR LA FAMILIA

MANIFIESTO

Todos los aquí reunidos, bonaerenses, nos hemos encontrado para celebrar el don del matrimonio y la familia. Pertenecemos a distintos grupos y creencias, unidos por un bien común: el matrimonio y la familia.

Pedimos a nuestros representantes que defiendan nuestros derechos:

La familia es un derecho esencial de la condición humana

El don de la naturaleza y el don del amor se unen como leyes primeras que rigen la familia y la hacen crecer

La familia es patrimonio de la humanidad y nuestra obligación es protegerla

El Matrimonio, varón y mujer diversidad que se complementa, garantizan el futuro de la humanidad

Debemos respetar el derecho de los niños de disfrutar de tener un padre y una madre

Exigimos agilizar las leyes de adopción para que todo niño y toda niña puedan gozar de un padre y una madre.

Miles de niños anhelan una familia. Miles de matrimonios están esperando adoptar un niño.

La familia es la cuna de ideales colectivos para beneficio de la humanidad

El matrimonio, varón y mujer, es el ámbito natural donde se gestan, nacen y se educan los hijos.

No nos nieguen anhelos, sueños y derechos para nuestra Patria ¡Con familia hay futuro!

video