lunes, 9 de noviembre de 2009

HOMOMONIO: SEGUNDO PLENARIO DE LAS COMISIONES




Intentarían mañana despachar, aunque sea en minoría.

Por Mónica del Río

A Vilma Ibarra presidente de la Comisión de Legislación General la corren los plazos, después del 20 de noviembre no pueden emitir dictamen. Mañana martes volverían a reunirse las comisiones de Legislación general y Familia -sin expositores y sin público- con intención de dictaminar, sería el tercer plenario y pueden despachar en minoría con un tercio de las firmas. El Frente para la Victoria no apoyaría el proyecto y los radicales preferirían una figura alternativa, por ejemplo, unión civil. El activismo LGBT concentrará desde las 10:30 hs. frente al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación (Rivadavia y Riobamba).

El Ejecutivo no rubricó el proyecto que el INADI viene impulsando desde mayo de 2008 (La Voz, 23/05/2008) y lo tuvieron que ingresar como particulares. Sin el apoyo oficial cayeron abruptamente las posibilidades de que se legalice el mal llamado matrimonio homosexual, de todos modos, iniciar el debate significó un avance importante para el lobby gay.

El jueves pasado tuvo lugar la segunda reunión conjunta de las comisiones que estudian la modificación del Código Civil (Vid Notivida 626 y 627). Vilma Ibarra, tratando de inclinar la voluntad del Ejecutivo, destacó que los proyectos cuentan, entre otros, con el apoyo del CELS, el Partido Comunista, la Agrupación Hijos y las Madres de Plaza de Mayo.

Los expositores:


Ma. José Lubertino, presidente del INADI, destacó que al Plan Nacional contra la Discriminación adhirieron 21 provincias y que ese Plan tiene un acápite que contempla la no discriminación por orientación sexual, en ese acápite, dijo, está la unión de homosexuales, aunque no prevé que sea “matrimonio”, denominación que ella considera “sustantiva”. Puntualizó que de los 84 casos que estudió el INADI en el 2008 y los 87 del 2009, muchos están vinculados con este tipo de discriminación, agregando que los recursos del Estado deberían asignarse a lo que es “excepcional o anómalo”. Concluyó entonces que no legalizar el “matrimonio” homosexual eroga gastos.

César Ciglutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), acentuó la militancia del Frente de Liberación Homosexual: “rompimos con el sentido común de la época”, “fuimos los primeros en salir a la calle”, “dimos el primer paso fuera del diván y el confesionario”. Reclamó la modificación de la ley antidiscriminatoria. La exposición de Ciglutti parecía responder a las internas del colectivo gay. Frente a los proyectos impulsados por la FALGBT (Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans), el presidente de la CHA remarcó con insistencia que ellos habían sido los primeros en hacer reclamos públicos y los que habían logrado la Ley de unión Civil en la Ciudad de Buenos Aires.

Antonio Poveda, Presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de España: “en nuestro país alcanzamos reivindicaciones con la sola arma de la palabra”. “Tiene que ser matrimonio, lo contrario es discriminatorio”. Aseguró que en España, tras la sanción de la ley, creció el número de personas que apoyan las uniones homosexuales. No dudamos de esta afirmación de Poveda porque la ley tiene función ejemplar, de allí la gravedad de llamar “matrimonio” a lo que ni lo es ni podrá serlo.

Carlos Vidal Taquini, Abogado, Especialista en Derecho de Familia: “el legislador debe recoger la realidad y legislar para todos”. “Las opiniones no deben defenestrar al que piensa distinto”. “El género humano se divide en hombres y mujeres, no en homo y heterosexuales”. “Cuando se le pregunta a cualquiera qué es el matrimonio, dice: la unión de un hombre y una mujer”. “Las uniones homosexuales deberían tener una figura jurídica alternativa”.

Alejandro Bulacio, Abogado, Especialista en Derecho de Familia, señaló “dos cuestiones centrales en el matrimonio”. La primera ligada a las características físicas de las personas y la necesidad social de la procreación, la segunda vinculada con las características psicológicas. Esa naturaleza “se cristaliza como una institución jurídica entre personas de distinto sexo, con los fines del amor mutuo, procreación y educación de los hijos”. “El 96,5% de los países no tienen matrimonio para homosexuales. Es decir, de 198 países existentes, sólo 7 lo aceptan en su normativa”. “Sería desnaturalizar aquello que llamamos matrimonio, el permitirlo a personas de un mismo sexo, ya que estaríamos negando ipso-facto sus características esenciales y constitutivas”.

Pedro Zerolo, asesor del presidente español Rodríguez Zapatero, Concejal de Madrid y activista gay: “Estoy casado desde hace cuatro años con Jesús (Santos)”. “En España la institución del matrimonio se democratizó”. “El matrimonio se pudo deconstruir”. “España pudo, pido valentía a los legisladores y al Ejecutivo”.”Sólo hay objeciones morales de los que se han opuesto siempre a casi todo y digo casi por no ser maximalista”. “Se oponen a las leyes que después usan: divorcio, fecundación artificial…”. Animó a rescatar “los valores que surgieron de la Revolución francesa”.

Úrsula Basset, Doctora en Ciencias Jurídicas, especializada en Derecho de Familia, manifestó que las personas del mismo sexo quieren “publicitar su modelo de convivencia” y hacer que ocupe “el lugar público de la institución ancestral y prestigiosa del matrimonio”. Afirmó que “no se procura el respeto de acciones privadas, sino la injerencia en el espacio público” resaltando que la modificación del matrimonio “comprometerá los derechos de todos los que se casen“. Señaló que en los países que legalizaron las uniones entre personas del mismo sexo: disminuyó la tasa de matrimonialidad y aumentó la tasa de niños nacidos fuera del matrimonio. Apoyada en estadísticas mostró que las parejas homosexuales son menos estables, más violentas, menos fieles, más promiscuas, que usan más estupefacientes y consumen más alcohol. Respecto a la presión que ejerce actualmente el lobby gay declaró: “Es curioso que quienes han alegado una discriminación histórica, corran el riesgo de mostrarse intolerantes y hasta agresivos. Hoy día se teme un pensamiento único y amordazante que no permite opiniones divergentes”.

Roberto Gargarella, Abogado, especialista en Derechos humanos: “es el Estado el que debería justificar por qué no le da a algunos los derechos que le concede a los demás”. “No hay que hacer una lectura tomista del derecho”. “Los conceptos cambian”. “No seguimos de los conceptos, preexistimos a los conceptos”. “Hay tradiciones que erradicar”. Criticó la idea “boba” de “dar lo mismo a los iguales y cosas distintas a los diferentes“. “Las personas tienen cosas iguales y cosas diferentes”. “Y si existen diferencias, añadió, por qué no dar un trato mejor en lugar de uno peor, para compensar las discriminaciones”.

María Laura Clericó, abogada, especialista en Derecho Constitucional: “el Código Civil habla del derecho a casarse, sin mencionar la orientación sexual”. “Un derecho fundamental sólo se puede restringir si afecta a terceros”. Coincidió con lo expuesto por Lubertino “existe el derecho y es exigible”. “No reconocer el derecho a ser diferente atenta contra la convivencia pacífica”.

Diego Sauan, psicólogo y periodista: “Hacer que la orientación sexual sea un derecho humano es el primer paso para cambiar la definición del matrimonio y para normalizar otras formas de unión sexual”. “De acuerdo a la ley natural, palabra muy rechazada por las nuevas ideologías, y a las leyes de la mayoría de las naciones el matrimonio es sólo la unión de un hombre y una mujer”. Mostró con fundados argumentos que la homosexualidad no es un derecho y presentó la documentación que acredita que si bien en 1973 la APA (Asociación Psiquiátrica Americana) retiró del Manual de Desórdenes Mentales a la Homosexualidad, no lo hizo por evidencias científicas sino por una determinación política que respondió a la presión del activismo gay. Destacó el cambio de rumbo de la APA que “acaba de admitir que es ético –y puede resultar beneficioso- que los terapeutas ayuden a sus pacientes a rechazar los impulsos homosexuales”. Sostuvo -como terapeuta- “que la homosexualidad no sólo es una conducta adquirida sino que también es aprendida”. Finalmente denunció con valentía, la persecución perpetrada por la comunidad gay a los pacientes que intentan abandonar la homosexualidad.

Alfredo Grande, psiquiatra, miembro de la sociedad de psiquiatría de Cuba: aclaró que es socialista y que están dando una “batalla cultural”. Mencionó a Freud como una de sus pocas “fuentes de razón y justicia”. Enfatizó que “el dogma es peor que el opio porque no aburre mata”. Mencionó una “naturaleza cultural” que pone en juego tres elementos: necesidad, placer y derecho.

Analía Pastore, Abogada, Investigadora en Bioética Jurídica: sostuvo que la “distinción y complementariedad de los sexos se realiza en el amor conyugal, propio del matrimonio”. Mostró exhaustivamente los trastornos frecuentes en los niños criados por parejas de homosexuales: psicológicos (autoestima baja, estrés, inseguridad respecto de su vida futura en pareja y tener hijos, trastorno de identidad sexual, rechazo del compañero o compañera del progenitor homosexual como figura materna o paterna y preferencia por vivir con el otro progenitor); de conducta (drogadependencia, disfunciones en la conducta alimentaria, fracaso escolar vinculado a peores calificaciones y mal comportamiento en clase); experiencias traumáticas (ruptura de la pareja, abusos sexuales paternos); conductas o identidades homosexuales (8 veces más frecuente que la media). Y remató diciendo: “quien decida apostar en contra del bienestar social y del especial interés superior de los niños, arriesgando las piezas más valiosas del basamento social, no hará más que perfilarse como único responsable de sus nefastas y previsibles consecuencias”.

Eduardo Sambrizzi, abogado, doctor en Derecho Civil: “El matrimonio es una institución del orden natural”. Afirmó que la propia naturaleza humana impele al hombre a un consorcio para toda la vida, ordenado al bien de los esposos, y a la generación y educación de la prole. “Resulta claro, sostuvo, que la negativa a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio, no constituye un acto discriminatorio, en el sentido peyorativo que se le da a esta palabra. Discriminar es separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra, es tratar en forma distinta a dos situaciones que no son iguales y cuyas diferencias son relevantes, lo cual no puede tildarse de arbitrario”. “Tampoco podría afirmarse con la finalidad de cuestionar la negativa a la celebración del matrimonio entre personas de igual sexo, que una prohibición en tal sentido violaría la garantía de igualdad ante la ley -que implica gozar de iguales derechos en las mismas circunstancias-, ya que no se puede afirmar que sean iguales las circunstancias de las parejas heterosexuales unidas en matrimonio, uno de cuyos fines naturales es la procreación, y quienes, por ser del mismo sexo, no pueden procrear; sí, en cambio, sería injusto tratar como iguales relaciones que son desiguales, y que no tienen ni pueden tener el mismo significado social”.

Osvaldo Bazán, periodista: “un chico gay o una nena lesbiana no saben que están en guerra con la religión que los ve como pecadores, la ciencia que los ve como enfermos y la ley que los ve como delincuentes”. Habló de la discriminación apelando a la sensibilidad, llegando a gritar exaltado: “mátennos”.

José Onaindia, abogado, especialista en Derecho Constitucional: “estos proyectos son un soplo de aire fresco”. “Es una discriminación inadmisible en el siglo XXI”. “Un estado democrático es el que asegura la mayor libertad y la mayor diversidad”. “Estos proyectos son idóneos y mejoran la calidad de vida de los habitantes”. “Hoy pueden con las leyes crear un mundo más justo”.

Ronda de preguntas

Al término de las exposiciones la diputada Merchán le hizo preguntas al activista gay Antonio Poveda para darle la oportunidad de refutar los argumentos en contra de la legalización de las uniones homosexuales. El diputado Gorbacz dijo que no están para escuchar discursos “que tienen que ver con posiciones morales”. Añadiendo “no necesitamos convencerlos a todos, sólo necesitamos mayoría”. En tono amenazante Lubertino afirmó que se habían escuchado “argumentos seudocientíficos preocupantes, que podrían dar lugar a un genocidio”. Enfatizando que “para algunas religiones la procreación es determinante, pero desde la laicidad se puede ser madre o padre mas allá de lo biológico”. “El INADI lucha a diario contra las discriminaciones naturalizadas”. Morgado, siguiendo a Michel Foucault sostuvo que “la histeria nace del desconocimiento del deseo”. En el cierre María Rachid, presidente de la FALGBT, alegó que “los mejores argumentos los dieron los que están en contra” y haciendo gala del “pluralismo” que anima al colectivo LGBT terminó preguntado “¿quién invitaría a negacionistas a participar de la elaboración de una ley sobre el holocausto?”

_________________________________________

NOTIVIDA, Año IX, Nº 634, 9 de noviembre de 2009

Editores: Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja y Lic. Mónica del Río

Página web http://www.notivida.org

Email notivida@notivida.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada